GP de Jerez "Cuatro niñatos en moto se cachondean de la Policía"

Un motorista durante las exhibiciones temerarias de los últimos días en la avenida Blas Infante. Un motorista durante las exhibiciones temerarias de los últimos días en la avenida Blas Infante.

Un motorista durante las exhibiciones temerarias de los últimos días en la avenida Blas Infante. / Miguel Ángel González

“Llama por lo de las motos; no podemos hacer nada”. Manuel Delgado, presidente de la asociación de vecinos de La Liberación, apenas tuvo tiempo de hablar el martes cuando llamó a la Policía Local para denunciar el estruendo que cuatro moteros del barrio estaban formando en una plazoleta de la barriada por enésima noche consecutiva.

“Fue decir La Liberación y el policía que cogió el teléfono ya sabía perfectamente el motivo de mi llamada”, explica Delgado, quien asegura que las concentraciones de jóvenes motoristas de las últimas noches en la avenida Blas Infante son lo de menos al lado de las dos semanas que el vecindario, plagado de personas mayores, lleva sin poder pegar ojo “por culpa de tres o cuatro niñatos” y sus acelerones en seco con motos de gran cilindrada.

“Es un no parar”, asegura el representante vecinal, al que no le entra en la cabeza que las fuerzas de seguridad no puedan hacer más para acabar, no ya con las exhibiciones temerarias durante los días del Mundial, “que al fin y al cabo es una semana, como la Feria y se puede aguantar” pero sí con los “cuatro niñatos que se tiran tres semanas y que se cachondean de la autoridad, porque cuando viene la Policía, esperan a que se vayan para volver a formar jaleo y el ruido se escucha a 200 metros, por lo que podrían identificarlos sin ningún problema”.

Cuando llamó el martes a la Policía, su interlocutor al otro lado del hilo telefónico le conminó a que hiciera un escrito en nombre de los vecinos para denunciar el caso ante el Ayuntamiento. “Faltaría más. Eso son sólo excusas para quitarse las moscas de encima. Para qué pagamos entonces impuestos”, señala Delgado, quien considera que las fuerzas de seguridad tienen medios sobrados para poner solución al problema.

La Federación Solidaridad considera "inadmisible que los jóvenes del barrio se apropien de las calles y no pueda pasar nada"

La federación de asociaciones de vecinos Solidaridad comparte esta opinión, sólo que su presidente, Sebastián Peña, se centra en las exhibiciones temerarias, un tema recurrente en la Mesa de Seguridad, donde “siempre se dice que se va a solucionar, pero nunca se hace nada”.

Según Peña, “los vecinos de la zona están dispuestos a hacer lo que sea porque no pueden más. Los jóvenes del barrio se apropian de las calles, por las que no puede pasar nadie, y ponen en riesgo sus vidas y las de otros, pero resulta que las autoridades no pueden hacer más. Claro que pueden hacer más, porque esto es inadmisible y la Policía Local no está solo para poner multas, digo yo”.

Los representantes vecinales reclaman a las autoridades “que se pongan las pilas y corten esto como sea”

El presidente de la federación vecinal considera que “las fuerzas de seguridad se tienen que poner las pilas y cortar esto como sea, porque no se entiende que los vecinos tengan que enfrentarse por su cuenta a estos vándalos, porque esto es vandalismo”, al tiempo que añade: “Y si hay vecinos que alientan a estos jóvenes o que lanzan objetos a los agentes, es parte de su trabajo;la Policía está para evitar altercados”.

Sebastián Peña mantuvo ayer contacto con responsables policiales y con el delegado municipal de Seguridad, Francisco Camas, quien según el representante vecinal se limitó a responder que están enterados del problema. “Esto hay que cortarlo como sea y es cuestión de querer hacerlo”, apostilla el presidente de la federación Solidaridad, quien muestra su apoyo a los vecinos afectados y a cualquier medida que adopten, entre las que no descartan manifestarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios