Mundial 2018 Rusia

Messi, ¿otra vez ante su último partido?

  • La estrella argentina ya se despidió del combinado albiceleste en 2016

Leo Messi. Leo Messi.

Leo Messi. / Lavandeira / efe

Messi está decidido a pelear para que el choque con Nigeria en San Petersburgo no sea su último partido con la camiseta argentina.

El resultado de esta final anticipada por el segundo billete del Grupo D a octavos de final del Mundial determinará cómo será el adiós de una generación que logró oros olímpicos y mundiales juveniles, pero que no obtuvo hasta ahora títulos en la selección mayor.

Y la falta de reacción en el inicio del Mundial expone hoy a Messi a un regreso anticipado a casa, quizás el peor final imaginado a su trayectoria con la Albiceleste.

La presión y la responsabilidad que carga el delantero y capitán están al máximo nivel, más después de que su rendimiento fuera muy bajo en los primeros partidos.

Asumió en soledad la responsabilidad por el penalti fallado en el empate 1-1 con Islandia y luego desapareció del campo de juego ante Croacia, en una crisis futbolística que jamás había padecido en tal magnitud con la camiseta argentina.

Muchas cosas se juegan en estas horas para el cinco veces ganador del Balón de Oro, que con el Barcelona conquistó todos los títulos imaginables y se cansó de quebrar récords. "Depende de cómo vaya este Mundial seguiré o no jugando con Argentina", había anticipado antes de Rusia a Sport.

Le llevó años a Messi poder seducir al apasionado hincha albiceleste, que desconfiaba del astro al que nunca vio jugar en la Primera División argentina y al que juzgaba porque no cantaba el himno nacional o no asumía el carácter de Diego Armando Maradona en el campo. El crack debió hacer un trabajo de hormiga a fuerza de goles y de regresar una y otra vez a la patria que dejó de niño a remontar situaciones de lo más difíciles.

"El hecho de haber pasado por tres finales sin ganarlas, de haber pasado por momentos complicados con la gente y con la prensa de Argentina por la manera de ver lo que habíamos hecho nosotros y de no valorar las finales llegadas, porque no es fácil llegar por más que lo importante es ganar, hace que dependa un poco de cómo se termine todo", señaló la Pulga.

Esa misma frustración lo llevó a renunciar a la selección a finales de junio de 2016, después de que la Argentina subcampeona en Brasil 2014 perdiera en la Copa América en Estados Unidos la tercera final en la misma cantidad de años. Pero al poco tiempo dio marcha atrás, convencido por el clamor popular y sus ansias de jugar el que podría ser su último Mundial. Luego de unas eliminatorias muy complicadas, Messi se puso el equipo al hombro y con un hat-trick ante Ecuador logró el billete para Rusia en la última jornada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios