Mundial 2018 Rusia

Umtiti crece a velocidad de vértigo

Las imágenes del Francia-Bélgica Las imágenes del Francia-Bélgica

Las imágenes del Francia-Bélgica / Efe

Samuel Umtiti mide 1,83 metros y Marouane Fellaini 1,94. El que ganó el martes en las alturas de San Petersburgo, sin embargo, fue el francés del Barcelona, un defensor cuya carrera continúa elevándose a paso acelerado.

¿Cómo hizo para superar a un rival 11 centímetros más alto? El seleccionador galo, Didier Deschamps, esbozó una sonrisa al escuchar la pregunta y dio una cariñosa palmada en la cabeza a su jugador. Pero Umtiti, sentado a su lado en la rueda de prensa, se mantuvo tan sereno como de costumbre.

Big Sam parece todo un veterano jugando, pese a que se introdujo en la selección bleu hace sólo dos años, en una Eurocopa que a Francia se le escapó por poco ante Portugal.

"Espero que sea diferente esta vez", dijo un Umtiti que fue titular en la final ante Portugal. A sus 24 años, el futbolista nacido en Yaundé, la capital de Camerún, es una pieza fundamental tanto en su selección como en el Barcelona. "Es una piedra infranqueable", lo definió hace un tiempo el diario británico The Guardian.

Junto a Varane, conforma una de las grandes duplas centrales del Mundial. En el camino a la final, lograron contener a Messi, Suárez o Lukaku. Y a eso hay que sumar sus goles a balón parado: uno abrió el marcador ante Uruguay; el otro lo hizo ante Bélgica.

La actuación de Umtiti en la semifinal recordó a la completada por Lilian Thuram, otro defensor galo, en el Mundial de 1998, en el que Francia logró el pase a la final ante Croacia con dos tantos del zaguero.

"¡Espero que sea una señal!", afirmó con una sonrisa Umtiti, consciente de quién acabó levantando el título 20 años atrás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios