Mundo

Assange considera a Obama un "extremista" por el caso Manning

  • El fundador de Wikileaks califica al soldado que filtró los datos secretos a su portal de "héroe"

El fundador de Wikieaks Julian Assange alabó en la noche del martes a Bradley Manning como un "héroe" y condenó la sentencia de un juez militar estadounidense que consideró al soldado culpable de la mayoría de los cargos presentados contra él por filtrar documentos secretos.

Assange, quien habló a la prensa desde su asilo en la Embajada de Ecuador en Londres, dijo que espera que Manning apele la decisión y añadió que Wikileaks lo apoyará. "WikiLeaks no descansará hasta que esté libre", afirmó.

El fundador de del portal criticó al presidente Barack Obama por su "extremismo" en cuestión de seguridad nacional y advirtió de que la condena dictada contra el militar sienta un "peligroso precedente", ya que por primera vez se considera "espionaje" la revelación a los medios de comunicación de "información cierta" sobre las actividades de un Gobierno.

La organización Human Rights Watch (HRW) consideró, por su parte, que el veredicto contra el ex analista militar "deja viva la amenaza" del Gobierno de Estados Unidos de llevar ante los tribunales a cualquiera que filtre información clasificada a los medios, y urgió a reformar las leyes pertinentes.

Manning fue encontrado el miércoles no culpable del cargo más grave que afrontaba, el de "ayuda al enemigo" por filtrar documentos clasificados a Wikileaks, aunque fue hallado culpable en diverso grado de otros 20 cargos, entre ellos el de espionaje y robo, que pueden suponerle una pena máxima de 136 años.

HRW calificó de "positiva" la exculpación de "ayuda al enemigo", un cargo que "sentaba un precedente escalofriante, al amenazar a los informantes con un procesamiento judicial con cargos relacionados con la traición por cualquier comunicación a los medios que pudiera verse como útil para un adversario".

A pesar de ello, el veredicto "sigue dejando viva la amenaza de procesamiento para aquellos que filtren información a los medios sin ninguna intención real de ayudar al enemigo", según HRW.

"El juicio de Manning apunta a la urgente necesidad de reforma en las leyes que Estados Unidos ha usado para procesar a aquellos que filtran información al público, así como a la necesidad de protecciones más fuertes para los informantes de seguridad nacional", agregó.

HRW subrayó que la Ley de Espionaje permitió que el Gobierno estadounidense "no tuviera que demostrar que la información dañó la seguridad nacional, ni Manning podía defenderse demostrando que la información era de importancia para el público".

"De esa forma, la anticuada ley no protege ni el derecho a la información del público ni el derecho a divulgar asuntos de urgente interés nacional", añadió la organización.

El ex analista facilitó más de 700.000 documentos secretos a Wikileaks, la mayor filtración de la historia estadounidense.

El juicio militar contra el soldado comenzó ayer su fase de sentencia después de que el martes la jueza Denise Lind le eximiese del más grave de los cargos, el de "ayuda al enemigo".

Los fiscales militares anunciaron que durante esta fase de sentencia llamarían hasta 20 testigos, de los cuales la mitad declararán sobre asuntos confidenciales a puerta cerrada.

La juez militar prohibió tanto a la acusación como a la defensa presentar pruebas sobre cualquier consecuencia de las filtraciones de Manning sobre la seguridad nacional y las tropas en Afganistán e Iraq durante el juicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios