Mundo

China se apresta a discutir sanciones más contundentes al régimen iraní

  • El Gobierno de Pekín habría aceptado iniciar conversaciones en el Consejo de Seguridad sobre el desafío nuclear de Teherán · El ministro francés de Exteriores lo considera una "agradable sorpresa"

El Gobierno chino dio ayer indicios de un posible giro en su postura respecto a la disputa nuclear que la comunidad internacional mantiene desde hace años con Irán. Al referirse a este asunto ante la prensa, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Qin Gang, no utilizó la fórmula habitual empleada por China, que hasta ahora defendía el espacio para más negociaciones y se oponía a aprobar sanciones contra el régimen iraní.

"Continuaremos dirigiendo el asunto en la dirección de una resolución pacífica", dijo Qin, que aseguró que su país continuará manteniendo conversaciones con todas las partes.

Qin anunció también que el ministro de Asuntos Exteriores chino, Yang Jiechi, se reunirá en Pekín con el negociador nuclear iraní, Said Jalili.

Medios estadounidenses informaron de que China está posiblemente dispuesta a elevar la presión sobre Teherán en la disputa atómica.

Pekín aceptó comenzar negociaciones sobre el texto de una resolución más severa de las Naciones Unidas, indicó la prensa norteamericana. "Ellos aprobaron comenzar", citó el diario The New York Times al ministro de Relaciones Exteriores francés, Bernard Kouchner. "Hablar sobre el contenido es un nuevo paso adelante", indicó el diplomático.

Que China haya aceptado negociar en la ONU eventuales sanciones contra Irán a causa de su programa nuclear es "una buena sorpresa", estimó Kouchner, en una entrevista aparecida este jueves en The New York Times. "La agradable sorpresa es que acepten hablar", opinó Kouchner. "Hablar de los asuntos de fondo es un nuevo paso adelante", dijo.

También la embajadora estadounidense ante la ONU, Susan Rice, habló en la emisora CNN de un avance: "China aceptó sentarse y comenzar negociaciones serias en Nueva York".

El denominado grupo de los seis -los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas más Alemania- deliberan desde hace meses sobre nuevas sanciones contra Irán, para lograr que ceda el Gobierno encabezado por el presidente Mahmud Ahmadineyad.

Entretanto, el titular de Exteriores iraní, Manuchehr Mottaki, aseguró que su país aún está estudiando el acuerdo que le propusieron las potencias nucleares para intercambiar uranio poco enriquecido iraní por combustible nuclear enriquecido en Rusia y Francia que sería utilizado en un reactor médico en Teherán.

"El intercambio de uranio está aún en la agenda de las negociaciones y los países relevantes podrían alcanzar aún un acuerdo con Irán", citó la agencia de noticias Fars a Mottaki durante una visita a Argelia.

Pese a que el acuerdo no zanjó por completo la disputa en torno al programa nuclear iraní, fue considerado un primer paso hacia el desbloqueo de nuevas conversaciones sobre el programa nuclear iraní.

Irán enriquece uranio por debajo del 4%, pero el reactor de Teherán necesita combustible enriquecido a un 20% para cubrir sus necesidades energéticas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios