Mundo

Detenido en Alicante el criminal de guerra serbio Veselin Vlahovic

  • El juez ordena prisión sin fianza para "el monstruo de Grbavica", acusado de más de cien asesinatos de mujeres y niños, además de violaciones y torturas entre 1992 y 1995, durante la guerra de Bosnia.

Las fuerzas de seguridad españolas detuvieron en Altea (Alicante) al presunto criminal de guerra serbio Veselin Vlahovic, conocido como "el monstruo de Grbavica" y sobre el que pesan tres peticiones de extradición, una de ellas por genocidio, según fuentes policiales.

Vlahovic, nacido en Montenegro en 1969 y conocido también como Batko, fue detenido el lunes en la localidad alicantina de Altea, después de que intentara fugarse tras percatarse de la presencia de la policía. Está acusado de más de cien asesinatos de mujeres y niños, además de violaciones y torturas entre 1992 y 1995, durante la guerra de Bosnia. Su apodo de "monstruo de Grbavica" se refiere al barrio de Bosnia en el que cometía sus crímenes.

Su arresto, al que opuso dura resistencia, se produjo en el marco de una investigación policial sobre una banda criminal que se dedicaba a los robos con fuerza en viviendas con gente dentro y en establecimientos mediante la técnica del butrón. En el momento en el que fue detenido llevaba documentación búlgara falsa. El juez ordenó su ingreso en prisión sin fianza tras tomarle declaración. El lunes será trasladado a la Audiencia Nacional, en Madrid, ya que existen tres peticiones de extradicción: una de Bosnia por genocidio, otra de Serbia por asesinato y una tercera de Montenegro por robo con violencia.

La policía española había estado ya a punto de detenerlo en 2005, pero entonces Vlahovic logró escapar del operativo en la localidad de Denia. En España se le investiga por un asalto a un banco y por un tiroteo con la Guardia Civil. Además, tiene procesos abiertos por falsificación de documentos, detención ilegal, robos con violencia y asociación ilícita. Vlahovic ingresó en una prisión de Podgorica en 1998, después de ser detenido por un atraco a mano armada en un café de Montenegro y de un presunto ajuste de cuentas. En 2001 logró fugarse de la cárcel y días después de hacerlo, asesinó a un hombre. Así, el monstruo de Grbavica sumaba tres requisitorias internacionales.

El detenido perteneció al partido nacionalista serbio SDS de Radovan Karadzic, quien actualmente se enfrenta en el Tribunal de La Haya a una decena de cargos de genocidio y crímenes contra la humanidad. En los Balcanes era conocido por su sadismo, si bien no está acusado por Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios