Mundo

EEUU acusa a Irán del ataque a dos petroleros en el golfo de Omán

  • Jamenei, líder supremo persa, y Trump dan un portazo al diálogo pese a la mediación del primer ministro japonés

El petrolero noruego 'Front Altair' en llamas tras el ataque cometido presuntamente por Irán en el golfo de Omán. El petrolero noruego 'Front Altair' en llamas tras el ataque cometido presuntamente por Irán en el golfo de Omán.

El petrolero noruego 'Front Altair' en llamas tras el ataque cometido presuntamente por Irán en el golfo de Omán. / Stringer / Efe

Comentarios 1

El ataque a dos buques cisterna en el golfo de Omán un mes después del supuesto sabotaje de cuatro barcos en la misma zona volvió a aumentar la temperatura en una región que vive en tensión desde hace semanas mientras los precios del petróleo experimentaban fuertes alzas. Dos barcos, uno propiedad de un armador noruego y otro japonés, sufrieron ayer impactos y explosiones mientras salían del estrecho de Ormuz a unas 30 millas de la costa iraní.

A primera hora, el comando la V Flota de EEUU, con base en Baréin, confirmó que estaba prestando "asistencia" a dos buques "atacados", tras recibir dos llamadas de socorro. Un buque persa afirmó que salvó a los 23 tripulantes de una nave y a los 21 de la otra, y los condujo al puerto de Jask, pero el Pentágono informó de que envió a la zona al USS Bainbridge y que rescató a los 21 tripulantes de la segunda embarcación.

El director general de los puertos de esa región, Alahmorad Afifipur, explicó que el primer carguero, de nombre Front Altair, se incendió a 25 millas del puerto de Jask. Según la autoridad marítima de Noruega, se registraron tres detonaciones en el buque que navega con bandera de Islas Marshall. El segundo carguero, el Kokuka Courageous, un buque cisterna con bandera panameña, sufrió el incidente a unas 30 millas de Jask.

El secretario del Departamento de Estado de EEUU, Mike Pompeo, acusó a Irán de estar detrás de los presuntos "ataques". "Nuestra valoración es que Irán es responsable de los ataques ocurridos en el golfo de Omán", acusó Pompeo.

En plena tensión, el líder supremo persa, Ali Jamenei, frenó en seco los intentos del primer ministro japonés, Shinzo Abe, de lograr un acercamiento con EEUU, asegurando que no negociará con ese país ni enviará un mensaje a Donald Trump.

El jefe de la Casa Blanca descartó también una negociación con Teherán a corto plazo al asegurar que el régimen persa "no está preparado" para ello. "Aunque aprecio mucho que el primer ministro (japonés Shinzo) Abe haya ido a Irán para reunirse con el ayatolá Ali Jamenei, personalmente siento que es demasiado pronto para pensar siquiera en llegar a un acuerdo. ¡Ellos no están preparados, y nosotros tampoco!", escribió Trump en Twitter.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios