Mundo

Escenarios posibles ante el voto sobre el Brexit en el Parlamento británico

Contrarios al 'brexit' protestan junto al Parlamento Británico. Contrarios al 'brexit' protestan junto al Parlamento Británico.

Contrarios al 'brexit' protestan junto al Parlamento Británico. / Efe

La Cámara de los Comunes prevé votar mañana el acuerdo del Brexit o salida del Reino Unido del Unión Europea (UE) al que han llegado este bloque comunitario y el Gobierno británico.

La primera ministra, la conservadora Theresa May, no tiene asegurada una mayoría, por lo que el Reino Unido se enfrenta a un territorio político incierto.

Estos son los posibles escenarios que se abren ante la votación de mañana:

1. May logra el apoyo del Parlamento

La primera ministra necesita 320 votos para sacar adelante el acuerdo, pero solo cuenta con 315 diputados conservadores.

El norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), cuyos 10 diputados la han apoyado hasta ahora, es uno de los principales críticos del texto, mientras que decenas de "tories" (conservadores) euroescépticos amenazan con rebelarse y votar en contra.

Aunque las cifras parecen abocar a May a una amplia derrota, el Gobierno aún trata de convencer a los diputados de que el actual pacto es el único posible y de que tumbarlo puede llevar al caos de un "brexit" no negociado o bien facilitar el ascenso al poder de la oposición laborista.

2. May renegocia el acuerdo

A pesar de que Bruselas se ha mostrado contraria a reabrir las negociaciones, la primera ministra puede tratar de convencer a los socios comunitarios para introducir nuevas garantías sobre el mecanismo de salvaguarda diseñado para evitar una frontera en Irlanda del Norte.

Esa cláusula mantendrá al Reino Unido integrado en ciertas estructuras comunitarias hasta que se firme un tratado de libre comercio, lo que puede demorarse años, y es el principal punto de fricción con el DUP y los "tories" euroescépticos.

May puede convocar un segundo voto en los Comunes tras perder el primero si logra modificar el acuerdo, o bien aplazar en el último momento la votación de mañana en busca de nuevas concesiones.

3. El Reino Unido abandona la UE sin un pacto

El Reino Unido saldrá del bloque comunitario el próximo 29 de marzo, según establece el artículo 50 del Tratado de Lisboa y la propia ley británica.

Si llegada esa fecha no se ha aprobado un acuerdo ni se han prorrogado los plazos, pasará a ser un país tercero para la Unión Europea sin periodo de transición alguno.

Londres perdería el acceso al mercado único y dejaría de participar en los acuerdos comerciales con otros países que mantiene la Unión Europea, entre otras consecuencias. El Banco de Inglaterra calcula que ese escenario puede provocar una caída del 8 % del producto interior bruto (PIB).

4. El Reino Unido sigue en el Espacio Económico Europeo

El Reino Unido puede decidir mantenerse en el Espacio Económico Europeo (EEE) tras salir de la UE, con un modelo similar al de Noruega.

Esa opción acaba con la necesidad de una salvaguarda para Irlanda del Norte, pero obliga a aceptar la libre circulación de ciudadanos comunitarios, uno de los principales argumentos por los que ganó el Brexit en la consulta de 2016.

Los euroescépticos esgrimen, además, que Londres debería cumplir las leyes comunitarias sin poder decidir sobre ellas.

5. Elecciones generales o cambio de Gobierno

Si pierde la votación, la primera ministra puede convocar unos comicios anticipados para tratar de obtener un respaldo explícito de los electores a su plan.

También se puede llegar a unas elecciones si el Partido Laborista, primero de la oposición, convoca y gana una moción de censura.

En ese caso, se abriría un plazo de 14 días para que un nuevo Gobierno reciba el respaldo del Parlamento, o bien se convocarían unos comicios.

Por último, May puede dimitir si sufre una amplia derrota en la votación, o bien el Partido Conservador puede forzar una moción de confianza y apartarla del poder, tras lo cual un nuevo líder "tory" sería primer ministro.

6. Segundo referéndum

Unas 700.000 personas se manifestaron en Londres en octubre en favor de un segundo referéndum que confirme o revoque el resultado de la consulta de 2016, en la que el 51,9 % de los votantes optaron por salir de la UE.

Ni el Partido Conservador ni el Partido Laborista respaldan por ahora un referéndum. Si el Parlamento rechaza el acuerdo, puede renovarse la presión para convocarlo, ante el temor a un "brexit" abrupto.

Organizarlo puede requerir varios meses, dado que es necesario aprobar una ley específica y dar tiempo a una campaña de diez semanas.

7. Posponer el Brexit

Si el Reino Unido y los 27 socios comunitarios lo deciden, puede posponerse la fecha de la salida británica.

Una de las dificultades de ese escenario son los comicios europeos previstos entre el 23 y el 26 de mayo. Para entonces, la UE ha previsto que el Reino Unido esté fuera del bloque, por lo que el Parlamento Europeo reducirá su número de escaños y distribuirá algunos de los que dejarán vacantes los británicos entre otros países.

8. Cancelar el Brexit

Según esgrimió un abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) la semana pasada, el Reino Unido puede decidir revocar de forma unilateral el proceso de salida que se activó con el artículo 50 del Tratado de Lisboa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios