Mundo

González Pons exige a la UE que abandone los contactos con el Gobierno de Maduro tras su expulsión

  • Reclama a Europa que retire las credenciales a los embajadores acreditados por el presidente venezolano.

González Pons exige que la UE abandone los contactos con el Gobierno de Maduro

Comentarios 3

El vicepresidente primero del Grupo PPE y portavoz de la delegación española del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, ha exigido este lunes a la Unión Europea que se retire del grupo de contacto que impulsaba para tratar de facilitar el diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición venezolana, después de que cuatro eurodiputados, incluido él, hayan sido expulsados cuando pretendían entrar en el país.

En rueda de prensa a su regreso tras ser expulsado de Venezuela, González Pons ha subrayado que el ministro de Asuntos Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, al que ha calificado de "canciller fake" "debe ser sancionado por la UE" y ha pedido que no se le permita la entrada en la UE y que se le confisquen sus bienes.

Además, Gonzalez Pons ha indicado que los embajadores acreditados por Maduro en la UE "deben perder sus credenciales" y ha comparado al presidente venezolano con un maltratador que cuando cierra la puerta y corre las cortinas "pasa de las palabras a los hechos". "El pueblo venezolano ha llorado lágrimas de sangre, la tiranía debe acabar cuanto antes", ha añadido.

Tras la expulsión, y después de pedir que se retiren esas credenciales, ha recalcado que la invitación para este viaje llegaba de "aquella persona a la que España y la mayoría de la UE reconoce como presidente interino de Venezuela" y quien impide entrar es aquella persona a la que "no se reconoce como presidente".

Así, ha calificado a Maduro de bandido y ha subrayado que el Gobierno de España no puede formar parte ni alentar el grupo de contacto, y ha señalado que su grupo parlamentario exige que en la reunión de ministros de asuntos exteriores, la UE se retire de ese grupo y deje de participar en él.

A esto, ha sumado que se da la paradoja de que en dos días un funcionario de la UE viajará a Caracas para participar en ese grupo mientras que hoy se impide la entrada a políticos. "Si la señora Mogherini (la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE) permite que sus funcionarios vayan donde no son admitidos sus parlamentarios, mi grupo le exigirá responsabilidades", ha añadido. 

Volverá el día 23 de febrero

En este sentido, ha informado de que su grupo parlamentario ha recibido una invitación, que ya han aceptado, desde el gobierno colombiano para que el sábado 23 de febrero acudan a Cúcuta, en la frontera con Venezuela, para intentar impulsar que la ayuda humanitaria pueda entrar en el país.

Según González Pons, la delegación del grupo parlamentario que ha sido expulsada cuando intentaban entrar en Venezuela, había sido invitada por la Asamblea Nacional. La invitación fue realizada por el presidente de la Comisión Permanente de Política Exterior, Soberanía e Integración de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, Francisco Sucre, en nombre del propio presidente interino Juan Guaidó. El eurodiputado ha compartido con la prensa que ha asistido a la rueda de prensa dos cartas, una dirigida al grupo parlamentario popular de la UE y otra al presidente del grupo, Manfred Weber. 

Según ha relatado González Pons, a su llegada al aeropuerto Simón Bolivar, "con los papeles en regla", la "misión" fue conducida a un pequeño cuarto donde les retiraron sus pasaportes sin darles ninguna razón para ello. El eurodiputado ha reconocido que la situación vivida ha sido "dura y desagradable" pero ha advertido de que no se rendirán en su empeño por el pueblo venezolano, y ha agradecido a los embajadores tanto de España como de Países Bajos que les hayan acompañado en todo momento durante su estancia en el aeropuerto.

"Estuvieron a nuestro lado, no cedieron ni permitieron que nos quedáramos a solas", ha explicado no queriendo entrar en detalles pero sí reconociendo que les intentaron requisar los teléfonos móviles y que borraran los vídeos que grabaron en ese momento. Además ha comentado que fueron expulsados sin sus pasaportes (que recuperaron en el avión) y que en un momento dado quisieron llevarles a una zona de control de drogas, sin tener muy claro si era para ver si llevaban o para ponérsela.

González Pons, ha subrayado que la delegación, invitada por Juan Guaidó, no iba de turismo "ni a crear un problema ni a provocarlo", y ha recalcado que con este viaje respondían como miembros del Parlamento Europeo "a una propuesta de la asamblea para mantener una reunión con el presidente interino del país. "Nos invita Guaidó y nos expulsa Maduro", ha lamentado en reiteradas ocasiones. 

El eurodiputado popular ha recordado además que el programa que la delegación llevaba era "muy interesante" desde el punto de vista institucional y político, y ha comentado que preveían este mismo lunes visitar al opositor Leopoldo López en su casa cuando se cumplen cinco años de su arresto. "Íbamos a su casa a pedir que nos dejaran saludarle, y si no, al menos saludarle desde la ventana", ha recordado.

Tras este encuentro, pretendían entrevistarse el martes con el presidente encargado, Juan Guaidó, reconocido por la mayoría de los países de la UE. Tras ese encuentro se dirigirían a la Asamblea Nacional donde les ofrecieron la posibilidad institucional de poder dirigirse al plenario. Además hablarían con ONG y verían las condiciones en las que "sobrevive" el pueblo venezolano.

González Pons ha reconocido que supo por el embajador español que el Gobierno venezolano "de facto" estaba dividido ante la visita de los parlamentarios y ellos trasladaron que no tenían problema en reunirse también con el Gobierno de Maduro porque el "espíritu" de la visita no era provocar "sino colaborar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios