Mundo

Hamid Karzai se aproxima a la mayoría absoluta en Afganistán

  • Los datos, con más del 75% de los colegios computados, conceden al actual presidente casi el 49 % de los sufragios, aunque arrecian las denuncias de fraude

El presidente afgano, Hamid Karzai, ha obtenido hasta el momento el 48,6% de los votos en las elecciones presidenciales, tras el escrutinio del 74,2% de los colegios, anunció ayer la Comisión Electoral de Afganistán (IEC).

En rueda de prensa, el organismo atribuyó a Karzai 2.089.179 votos sobre un total de 4.295.326 votos válidos, un resultado que le sitúa muy cerca de proclamarse presidente sin acudir a la segunda vuelta, para lo cual necesita superar el 50% de los votos.

En segunda posición continúa el ex ministro de Exteriores Abdulá Abdulá, quien ha obtenido por el momento el 31,7% de los votos (1.361.247) y pidió el sábado a la Comisión que paralice el recuento debido al, a su juicio, fraude generalizado cometido en los comicios. Hasta el momento, la Comisión de Quejas ha recibido 2.301 denuncias, de las que 698 "podrían" alterar los resultados; pero, según Abdulá, la IEC ha dado por bueno el cómputo en algunos colegios en los que Karzai obtuvo el 100% de los votos.

En un primer momento, la Comisión anunció que tendría listos los resultados preliminares para el pasado día 3 de septiembre, aunque en su lugar aplazó el anuncio y proporcionó datos correspondientes al 60% de los colegios electorales.

Mientras tanto, la decisión de la OTAN de bombardear el viernes pasado una aldea en Kunduz, en el norte de Afganistán, donde se encontraban dos camiones con combustible que habían sido robados por los talibanes, se tomó en base a las imágenes enviadas por un avión y que no permitían identificar si eran insurgentes o civiles las personas que allí se encontraban, y a los datos ofrecidos por un único informante, que aseguró que eran milicianos, según informó ayer el Washington Post.

Un caza estadounidense F-15E, que sobrevolaba la zona, envió imágenes a los oficiales alemanes a cargo de esa región en las que se podía ver numerosos puntos negros en torno a los dos camiones, cada uno de los cuales era la imagen térmica de una persona, pero que no podían confirmar si éstas llevaban o no armas.

Sin embargo, un informante afgano aseguró por teléfono a un oficial de inteligencia que todos los presentes eran insurgentes, según el relato que han hecho los oficiales alemanes a los responsables de la OTAN. Así pues, en base a esta última información, el comandante alemán, coronel Georg Klein, ordenó que se disparara una bomba guiada por satélite contra cada uno de los camiones.

Según las estimaciones de un equipo de investigación de la OTAN, unas 125 personas murieron en el bombardeo.

125

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios