Mundo

El Parlamento frena el 'Brexit' duro y bloquea unas elecciones anticipadas

El primer ministro británico, Boris Johnson, gesticula durante su intervención en el Parlamento. El primer ministro británico, Boris Johnson, gesticula durante su intervención en el Parlamento.

El primer ministro británico, Boris Johnson, gesticula durante su intervención en el Parlamento. / Jessica Taylor (Efe)

Comentarios 1

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, se llevó este miércoles un doble varapalo al no lograr que la Cámara de los Comunes aprobara la celebración (por ahora) de unas elecciones anticipadas, después de que diera luz verde a una ley para bloquear la posibilidad de una salida sin acuerdo de la Unión Europea.

El primer ministro necesitaba el apoyo de dos tercios de los diputados para que saliera adelante su iniciativa del adelanto electoral. Sin embargo, sólo obtuvo 298 votos de los 434 necesarios.

Johnson le recriminó al líder laborista, Jeremy Corbyn, que es "el primer líder de la oposición que rechaza una propuesta electoral".

La legislación aprobada, impulsada por diputados de la oposición y conservadores críticos con Johnson, recibió en los Comunes 327 votos a favor y 299 en contra, y será evaluada ahora por la Cámara de los Lores, que deben aceptarla antes de que la jefa del Estado, Isabel II, estampe su firma en el texto.

"Dejemos que esta ley sea aprobada y reciba el asentimiento real. Entonces respaldaremos unas elecciones, para que no nos estrellemos sin un acuerdo fuera de la Unión Europea", afirmó Corbyn, en el Parlamento.

El Partido Liberal Demócrata y el Partido Nacionalista Escocés (SNP) se mostraron asimismo en contra de unas elecciones hasta que la posibilidad de un Brexit duro haya quedado completamente fuera de la mesa.

Es decir, la convocatoria de unas elecciones anticipadas queda en suspenso al menos hasta que la ley contra un Brexit abrupto complete todos los trámites parlamentarios en los próximos días.

Los impulsores de la ley contra una salida sin acuerdo de la Unión Europea (UE) quieren que se acabe de tramitar con la mayor celeridad posible, porque el primer ministro ha ordenado que se cierre el Parlamento a mediados de la próxima semana hasta el 14 de octubre.

Se teme, sin embargo, que parlamentarios conservadores en los Lores utilicen tácticas de filibusterismo para retrasar el avance de la legislación en la Cámara Alta, donde ya han registrado cerca de cien enmiendas y en la que se espera un debate complejo que puede durar días.

El primer ministro aspira a negociar un nuevo acuerdo de salida con Bruselas, pero asegura que está dispuesto a abandonar el bloque comunitario en la fecha prevista hasta ahora, el 31 de octubre, aunque no logre ese pacto.

La propuesta legal establece el 19 de octubre como fecha límite para que el Ejecutivo llegue a un acuerdo con la UE. Pasado ese plazo, Johnson estaría obligado a solicitar a Bruselas una nueva prórroga del Brexit. El texto propone el 31 de enero de 2020 como la nueva fecha de salida, aunque deja abierta la posibilidad de que la UE establezca la extensión de una eventual prórroga.

Sin la posibilidad de amenazar a la UE con un Brexit duro, que podría dañar a las economías de ambos lados del canal de la Mancha, el premier argumenta que se queda sin bazas negociadoras para lograr nuevas concesiones de los 27 socios comunitarios restantes. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios