Mundo

Rusia reconoce que la lista negra de políticos es su represalia por las sanciones de la UE

La Cancillería rusa reconoció ayer que la lista negra con 89 personalidades comunitarias non gratas es una respuesta a las sanciones impuestas por la Unión Europea (UE) por el conflicto de Ucrania.

"La respuesta en simple. Esto fue hecho como respuesta a la campaña de sanciones lanzada contra Rusia por parte de varios Estados de la UE encabezados por Alemania", informó ayer una fuente diplomática.

La fuente, que se negó a desglosar los nombres incluidos en la lista, explicó que la parte rusa entregó dicho documento a la UE y los países miembros de manera confidencial y criticó la decisión de algunos países de revelar su contenido a la prensa.

Agregó que Moscú ha advertido a Bruselas que antes de que los funcionarios europeos de los países que impusieron esas sanciones viajaran a Rusia confirmaran en los consulados si tenían prohibida su entrada en el país. No obstante, explicó, la UE demandó la entrega de la lista por canales diplomáticos.

"Su publicación quedará en la conciencia de los países implicados. Una cosa no se entiende. ¿Esta lista la necesitaban los colegas europeos para minimizar las incomodidades para los potenciales rechazados o para organizar un nuevo espectáculo político?", señaló. Destacó también que una lista negra similar también afecta a funcionarios norteamericanos, pero EEUU "se comporta de manera más constructiva".

La Comisión Europea, a la que Rusia hizo llegar la lista el pasado jueves, informó de que en la lista figuran dos españoles: el eurodiputado Ramón Luis Valcárcel y el ex parlamentario europeo José Ignacio Salafranca. La mayoría son políticos de las tres repúblicas bálticas y Polonia, precisamente los países más críticos con la anexión de Crimea y la injerencia del Kremlin en el conflicto ucraniano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios