Elecciones eeuu

Vida y mentiras de 'Joe el fontanero'

  • El diario 'The New York Times' publica que el protagonista involuntario del tercer debate entre Obama y McCain, Samuel Joe Wurzelbacher, ni tiene licencia para ejercer la profesión ni es votante demócrata.

Comentarios 12

El diarioThe New York Times pone este viernes en tela de juicio a Joe el fontanero, un personaje que el miércoles saltó a la fama en el tercer y último debate entre los candidatos presidenciales estadounidenses Barack Obama y John McCain.

El republicano McCain sacó al fontanero a relucir poco después del arranque del debate en la Universidad Hofstra (Nueva York), para explicar cómo, en su opinión, el plan tributario de su rival demócrata, perjudicaría al ciudadano de a pie.

A partir de entonces, Joe el fontanero se convirtió en la gran figura de las elecciones convirtiéndose en una especie de héroe de los republicanos como detractor de la presunta intención de Obama de aumentar los impuestos.

Según el candidato republicano, el supuesto fontanero (que en realidad se llama Samuel Joe Wurzelbacher) nunca podrá hacer realidad sus sueños si Obama llega a la presidencia.

Pero, según dijo el diario en su versión de Internet, el personaje no es ni tan siquiera fontanero, porque no tiene licencia, no está afiliado al sindicato y no siguió un curso para ejercer el oficio.

Según dijo Joe en una conversación con Obama, en Toledo (Ohio) su sueño es comprar su negocio pero teme que una administración demócrata le suba tanto los impuestos que su pequeña empresa sea inviable.

Pero Joe Wurzelbacher tampoco sería demócrata por cuanto en las elecciones primarias del estado de Ohio acudió a votar como republicano, según el diario.

Cuando McCain le mencionó al personaje durante el debate, Obama prometió, mirando fijamente a la cámara, que no subiría los impuestos a Joe ni al resto de Joes del país siempre y cuando no ganen más de 250.000 dólares al año.

Pero la premisa de los impuestos parecería no tener fundamentos porque además de no ser un fontanero calificado, Wurzelbacher no ha cumplido fielmente con sus tributos al erario nacional, según el diario.

"Está jugando con el mundo", señaló al diario Thomas Joseph, un miembro del sindicato de fontaneros de Toledo que confirmó que Wurzelbacher no tiene licencia.

"Todos los contratistas tienen licencia y él no la tiene ni como fontanero ni como contratista. Tampoco ha presentado una solicitud para el trabajo", señaló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios