Mundo

Dos atentados contra la Policía egipcia causan diez muertos en el Sinaí

  • Los agentes lograron repeler un ataque con coche-bomba pero los terroristas respondieron a tiros

  • Ningún grupo reivindicó la acción

Agentes inspeccionaban ayer el lugar del ataque en Al Arish.

Agentes inspeccionaban ayer el lugar del ataque en Al Arish. / efe

Un segundo atentado contra un puesto de control de la Policía egipcia en el norte de la península del Sinaí (este) causó ayer la muerte a un policía y a un civil, según una fuente de seguridad.

El ataque, llevado a cabo por pistoleros, sucedió horas después de que un grupo armado perpetrase un atentado con un coche-bomba y granadas contra otro puesto policial en la misma zona, en las inmediaciones de la ciudad de Al Arish, lo que causó la muerte de ocho policías y un civil y dejó heridas a 21 personas, según esa fuente.

El Ministerio de Interior confirmó ambos ataques, pero aseguró que hubo ocho víctimas mortales en el primer ataque y una en el segundo.

Según el Ministerio, cinco terroristas fallecieron y otros tres resultaron heridos en el primer atentado, en el que participaron al 20 hombres armados.

En esa acción, los terroristas dirigieron un coche-bomba contra el puesto de control, pero los policías repelieron el ataque y el vehículo explotó antes de llegar hasta los agentes, según la versión oficial. Después de la explosión los terroristas atacaron a los policías con granadas, fusiles y armas semiautomáticas, aseguró el ministerio. Agregó que los autores del segundo ataque huyeron hacia las montañas tras la respuesta de las fuerzas de seguridad.

Ningún grupo ha reivindicado la responsabilidad por los dos ataques.

Los atentados contra puestos de control de la Policía y el Ejército egipcios son frecuentes en el norte del Sinaí y se multiplicaron desde el derrocamiento militar del presidente islamista Mohamed Mursi, en julio de 2013.

En la región operan varios grupos yihadistas, entre los que destaca Wilayat Sina, que juró lealtad a la organización terrorista Estado Islámico (EI) y que ha reivindicado los atentados más graves perpetrados en la zona.

Tras los ataques, la Policía egipcia ha reforzado las medidas de seguridad en la región y ha establecido controles de entrada y salida para todos los vehículos, según informó la agencia oficial MENA.

Egipto ha declarado la provincia del Norte del Sinaí zona de exclusión militar, ha impuesto el toque de queda y ha cerrado el acceso a los medios de comunicación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios