Reino Unido

El presidente del Parlamento británico impide que se vote el acuerdo del 'Brexit'

John Bercow, presidente del Parlamento británico. John Bercow, presidente del Parlamento británico.

John Bercow, presidente del Parlamento británico. / EFE

El presidente de la Cámara de los Comunes británica, John Bercow, ha vetado que el Parlamento se pronuncie este lunes sobre el acuerdo del Brexit, al considerar que el texto ya fue debatido el pasado sábado.

Aun así, el Gobierno planea comenzar a tramitar la legislación necesaria para que el acuerdo sobre los términos de salida de la Unión Europea (UE) entre en vigor, un proceso en el que los diputados deberán someter el pacto a votación.

El primer ministro, el conservador Boris Johnson, presentó el sábado una moción que pedía el respaldo de los diputados a su acuerdo, pero suspendió la votación en el último momento, al aprobarse una enmienda que le ha obligado a pedir una extensión al plazo de salida de la UE.

"Mi decisión es que la moción (del Gobierno) no se debata este lunes, porque sería repetitivo y desordenado hacerlo", declaró Bercow.

Una primera votación el martes

Un portavoz del primer ministro avanzó que espera publicar el proyecto de ley para trasladar a la legislación británica los términos del acuerdo del Brexit y convocar una primera votación este martes.

Sería la primera oportunidad en la que la Cámara de los Comunes comprobaría si Johnson cuenta con una mayoría suficiente para respaldar el tratado de salida que firmó en Bruselas la semana pasada. El Gobierno intentará tramitar la ley por un procedimiento de urgencia, dado que asegura que su objetivo continúa siendo que el Reino Unido abandone el bloque comunitario el 31 de octubre, según los términos pactados por el primer ministro.

Fases de la ratificación

La anterior jefa del Gobierno, la también conservadora Theresa May, estableció que la ratificación de un acuerdo debe constar de dos fases. El primero, que se iba a someter a votación este lunes, busca el respaldo de los diputados al acuerdo de salida, la declaración política sobre la futura relación con la UE que lo acompaña, y un documento sobre el protocolo especial para Irlanda del Norte.

La segunda fase de la ratificación consiste en convertir en ley el pacto de salida, un proceso que requiere el visto bueno tanto de la Cámara de los Comunes como de la Cámara de los Lores. Aunque el Gobierno todavía no ha detallado sus planes, puede intentar incluir la primera condición en el proceso de tramitación de la ley.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios