Primarias en el Partido Demócrata

Buttigieg y Sanders encabezan los caucus de Iowa, en medio de la polémica por los resultados

Buttigieg y Sanders Buttigieg y Sanders

Buttigieg y Sanders

El ex alcalde Pete Buttigieg, de 38 años de edad, y el senador Bernie Sanders, de 78, lideran el resultado parcial de los caucus (primarias) en Iowa, con el 71% de las circunscripciones escrutadas, según los datos publicados este martes por el Partido Demócrata de ese estado, en medio de la polémica por el retraso en la difusión del recuento.

Buttigieg acumula el 26,8 % de los delegados que se repartirán en Iowa, seguido de Sanders, con el 25,2%; la senadora Elizabeth Warren, con el 18,4%; el ex vicepresidente Joe Biden, con el 15,4%, y la senadora Amy Klobuchar, con el 12,6 %, indican las estadísticas oficiales convertidas en porcentajes por el diario The New York Times.

Aunque son los delegados lo que cuenta para avanzar hacia la candidatura demócrata en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, si se mide el voto popular, es Sanders quien lidera la contienda con 32.673 sufragios; seguido de Buttigieg (31.353), Warren (25.692) y Biden (16.447).

Buttigieg insiste en autoproclamarse vencedor

"Ya conocemos los resultados de la mayoría de circunscripciones, y muestran a nuestra campaña en primer lugar", celebró Buttigieg, ex alcalde de South Bend (Indiana), durante un mitin de campaña en Laconia, en Nuevo Hampshire, que la semana que viene se convertirá en el segundo estado en votar.

Buttigieg, que a sus 38 años es el precandidato demócrata más joven y el primer aspirante presidencial serio que es abiertamente gay, se impuso en muchos de los condados rurales de Iowa, donde la población es más moderada, según un mapa elaborado por el diario The New York Times.

Mientras, Sanders va ganando en el condado donde se encuentra la capital de Iowa, Des Moines, así como en algunos donde se concentra una mayor población latina.

Error técnico o algo más...

El recuento preliminar se publicó 20 horas después del comienzo el lunes de los caucus de Iowa, que quedaron inesperadamente marcados por el caos y la incertidumbre cuando el Partido Demócrata estatal anunció que no podía informar de los resultados durante la noche electoral.

Un "error de código" en una nueva aplicación móvil que el partido estatal empleó para completar el escrutinio de los caucus fue lo que causó el retraso en la publicación de los resultados, señaló la formación demócrata.

La revelación de que la empresa que desarrolló la aplicación, Shadow Inc, recibió dinero de las campañas de Buttigieg y Biden ha generado desconfianza en el resultado por parte de algunos demócratas, mientras otros pedían replantearse el formato rudimentario de los caucus.

El partido demócrata, preocupado por garantizar la integridad del proceso

"Aunque nuestro plan es divulgar los resultados tan pronto como sea posible hoy, el objetivo final es asegurar que la integridad y exactitud del proceso se siga manteniendo", dijo en un comunicado el presidente del Partido Demócrata en Iowa, Troy Price.

En un principio, los resultados se esperaban el lunes alrededor de las 22.00 hora local (04.00 GMT del martes), ante la expectación nacional, dado que el pequeño estado del Medio Oeste de EE.UU. es el primero en el que los aspirantes se ven con los votantes.

Pese a que el Partido Demócrata no publicó ningún resultado la noche del lunes, Buttigieg ya insinuó entonces que podía haber ganado, al anunciar en su discurso que Iowa "ha elegido un nuevo camino".

Sanders fue más prudente y dijo que, aunque los análisis de datos de su campaña eran positivos, no declararía victoria hasta tener los "resultados oficiales" completos.

Iowa, el primer asalto en la contienda electoral

Iowa, un estado rural con apenas 3 millones de habitantes, concentra cada cuatro años la atención tanto dentro como fuera del país, ya que es el primer asalto en la contienda electoral de EEUU.

Por ello, lo que se presuponía como el simbólico pistoletazo de salida para escoger al nominado demócrata se ha convertido paradójicamente en munición y motivo de ataques por parte de los republicanos, el primero de ellos el presidente estadounidense, Donald Trump.

"Los caucus demócratas son un desastre total. Nada funciona, tal y como gestionan el país", escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Iowa mantiene la tradición desde 1972, pero en los últimos años habían crecido las voces críticas que reprochaban que el estado, mayoritariamente blanco y rural, no reflejaba la realidad de los Estados Unidos del siglo XXI.

¿Cargarse los caucus?

Las dudas tras lo sucedido este año fueron compartidas por antiguos altos cargos en el Comité Nacional Demócrata (DNC), como Terry McAuliffe, su ex presidente y ex gobernador de Virginia.

"Yo eliminaría los caucus, lo primero de todo", remarcó en comentarios a la cadena CNN, al asegurar que la gente debería ir "a votar, descorrer la cortina, cerrarla, votar y marcharse".

Ante este panorama, los aspirantes a la candidatura presidencial demócrata han reaccionado de manera variopinta, lo que ha agregado desconcierto.

La campaña de Biden, uno de los favoritos sobre el papel aunque de momento va cuarto en el recuento parcial, envío una carta al Partido Demócrata de Iowa pidiendo ver los resultados antes de que se hagan oficiales.

"Consideramos que las campañas merecen una explicación completa e información relevante sobre los métodos de control de calidad que se están utilizando (para el recuento), y una oportunidad para responder, antes de que se publique ningún resultado oficial", sostuvo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios