Mundo

Unas elecciones anticipadas permitirían a Boris Johnson ejecutar su plan sobre el 'brexit'

  • El primer ministro británico evalúa la posibilidad de convocar unos comicios que eviten la moción de censura de la oposición.

El primer ministro británico, Boris Johnson, durante un encuentro con policías este miércoles en Londres. El primer ministro británico, Boris Johnson, durante un encuentro con policías este miércoles en Londres.

El primer ministro británico, Boris Johnson, durante un encuentro con policías este miércoles en Londres. / Simon Dawson (Efe)

Comentarios 0

El Parlamento británico es un mar de dudas a día de hoy y es que la posibilidad de unas elecciones adelantadas dejaría a la moción de censura de la oposición sin utilidad alguna. El plan de Boris Johnson, actual primer ministro británico, es la salida irreversible del Reino Unido el próximo 31 de octubre, lo cual quiere evitar la oposición.

De este modo, el partido laborista podría realizar una moción de censura en septiembre, fecha en la que se reanuda la actividad política en las islas británicas. Ante esta posibilidad, Johnson baraja la opción de convocar unas elecciones anticipadas para después del 31 de octubre, imposibilitando así el nombramiento de un nuevo gobierno. Además, el parlamento sería disuelto el 25 de octubre, dejando sin margen de maniobra a la Cámara de los Comunes.

"Se puede negar a dimitir. Si Boris perdiera la votación estaría bajo presión política para marcharse, especialmente por parte de los laboristas, pero sería capaz de soportarla, porque una parte de la prensa y otros sectores le apoyarían", señaló Ben Worthy, profesor de Política en la Universidad de Birkbeck

Humble address (Petición humilde)

Si esto se produjera, los diputados británicos pueden dirigirse a la reina de Inglaterra para que destituya a Johnson, en el supuesto caso de que la pérdida de confianza fuera evidente. "La reina podría actuar, pero lo considero muy improbable. Provocaría una crisis constitucional aún mayor de la que ya tenemos, especialmente si se percibe interfiere en un asunto político tan controvertido", señaló el profesor Worthy.

"No quiero meter a la reina en todo esto, pero (si Johnson no dimitiera tras una moción) enviaría a Jeremy Corbyn en un taxi al palacio de Buckingham para decir: 'tomamos el poder'", ha declarado McDonnell, número dos de Jeremy Corbyn (líder del Partido Laborista).

"En teoría, la monarca tiene reservados poderes para nombrar a un nuevo primer ministro, pero en la práctica solo lo haría si es con el consentimiento del Parlamento", declaró a Efe Sarah Richardson, experta en asuntos constitucionales de la Universidad de Warwick.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios