Mundo

La entrada de Ahmadineyad en la carrera presidencial revoluciona Irán

Mahmud Ahmadineyad. Mahmud Ahmadineyad.

Mahmud Ahmadineyad. / Efe / archivo

El ex presidente iraní conservador Mahmud Ahmadineyad dio ayer un vuelco al panorama electoral con su registro inesperado y desafiante como candidato a las presidenciales de Irán, en las que se espera busque la reelección el moderado Hasan Rohaní.

Su entrada en la carrera presidencial despierta incertidumbre ya que se produce pese a que el líder supremo, Alí Jameneí, le aconsejó no concurrir a la cita del 19 de mayo para evitar "una polarización" de la sociedad.

Sonriente y haciendo la señal de la vitoria, Ahmadineyad dijo a la prensa en la sede del Ministerio del Interior en Teherán que su participación tiene el objetivo de apoyar la candidatura de Hamid Baqaí, uno de sus hombres de confianza y dos veces vicepresidente. "El líder supremo me recomendó que no participara en las elecciones como candidato. Yo cumplo con mi promesa moral y mi registro es sólo para apoyar a mi querido hermano el señor Baqaí", subrayó. El que fue presidente entre 2005 y 2013 y azote de Occidente insistió en que la recomendación de Jameneí "no significaba una prohibición".

Su candidatura puede ser una estrategia para forzar al Consejo de Guardianes a aceptar a Baqaí, de quien se baraja su descalificación debido a que en 2015 pasó siete meses en la cárcel.

Cualquier iraní puede ser aspirante a la Presidencia, pero el Consejo de Guardianes tiene la prerrogativa de seleccionar a los candidatos aptos, que normalmente no llegan a la decena. El proceso de registro se prolongará hasta el 15 de abril e Interior anunciará la lista definitiva a finales de mes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios