Mundo

La jornada del anticipo electoral deja al menos 12 muertos en Iraq

  • Los tres ataques iban dirigidos contra los agentes y soldados que esperaban para votar

Tres atentados sembraron ayer el pánico en Bagdad, con 12 muertos y medio centenar de heridos, durante la votación de policías, soldados y pacientes de hospitales en un anticipo de las elecciones parlamentarias del domingo.

Ha sido el estallido de violencia más grave que vive la capital iraquí en las fechas previas de los comicios, a pesar de los numerosos controles de seguridad y detectores de bombas que se encuentran en todos los puntos de la ciudad.

El atentado más grave, el primero de la serie, fue perpetrado cerca de un colegio electoral del barrio de Al Huriya, en el noroeste de Bagdad, donde esperaban para emitir su sufragio militares y policías.

Las fuentes dijeron que la mayoría de las víctimas, cinco muertos y 20 heridos, eran civiles.

En cambio, en el centro de la capital, en el barrio de Bab al Muazan, los cuatro muertos y diez heridos eran soldados que estaban votando. Un suicida detonó el cinturón de explosivos que llevaba adosado al cuerpo.

En un ataque distinto, otro suicida detonó los explosivos que llevaba adosados al cuerpo al paso de un autobús del Ejército iraquí, en el barrio de Al Mansur, lo que causó la muerte de tres personas y heridas a otras 15.

En este caso no indicaron si las víctimas eran civiles o militares.

Al margen de los ataques terroristas, uno de los directivos de la Comisión Electoral, Qasim el Abudi, declaró en una rueda de prensa que habían surgido algunos problemas técnicos en la jornada parcial de votación.

Entre esas incidencias destacó la escasez de papeletas de votación en varios centros electorales y la ausencia de algunos militares en el padrón electoral, pero que pudieron emitir su sufragio condicionado a que se confirme la documentación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios