Mundo

Cuatro muertos al estallar un coche bomba delante de un tribunal en Turquía

  • La guerrilla kurda mata a un agente y a un ujier del juzgado en Esmirna

  • La Policía sigue buscando al terrorista de Nochevieja

Dos vehículos arden después del atentado con un coche bomba perpetrado ayer en Esmirna.

Dos vehículos arden después del atentado con un coche bomba perpetrado ayer en Esmirna. / str

Al menos dos personas murieron ayer en Esmirna, en la costa oeste de Turquía, en un nuevo atentado terrorista, atribuido esta vez a la guerrilla kurda del PKK, mientras las autoridades siguen buscando al autor del ataque yihadista de Nochevieja en Estambul. El nerviosismo existente en el país tras la masacre del fin de año se incrementó ayer con otra acción terrorista perpetrada en Esmirna, en la costa occidental de Turquía, en la que murieron un agente y un ujier, en un atentado en el que la Policía logró abatir a dos terroristas.

Las autoridades atribuyeron el atentado al Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK). El gobernador de Esmirna, Erol Ayyildiz, detalló que la Policía dio el alta a un coche que intentaba entrar en el aparcamiento de los juzgados de la ciudad, pero que sus ocupantes salieron a la carrera, a la vez que detonaron el vehículo.

La Policía abrió fuego contra los supuestos terroristas y abatió a dos de ellos, mientras que un agente y un ujier de los juzgados también murieron en el tiroteo. En el coche se hallaron fusiles, lanzagranadas y cinco granadas de mano, lo que hace pensar que los agentes "han frustrado una enorme masacre", en palabras del viceprimer ministro Veysi Kaynak.

Aunque Ayyildiz había aclarado que "los primeros indicios" apuntan a una autoría del PKK, Kaynak no quiso confirmar este dato. "Apunta al PKK, apunta al Estado Islámico (EI), a quien sea. Están colaborando en acciones conjuntas", dijo el viceprimer ministro.

El Gobierno no diferencia entre el PKK, que suele cometer acciones con tácticas clásicas de guerrilla contra convoyes militares, comisarías o patrullas policiales en el sureste de Turquía, y el grupúsculo Halcones de la Libertad de Kurdistán (TAK), que en el último año ha reivindicado varios atentados con coches bomba que han causado la muerte de civiles en Ankara y Estambul.

Mientras tanto, las autoridades siguen buscando al autor del atentado de Nochevieja, que mató a 39 personas en el exclusivo club Reina de Estambul y consiguió fugarse después en un taxi. El portavoz del Gobierno, Numan Kurtulmus, aseguró ayer en una entrevista con el diario Hürriyet que el atacante "vino probablemente a través de Kirguizistán", tal y como la prensa ya había adelantado.

Por su parte, el viceprimer ministro Veysi Kaynak declaró horas más tarde al canal A Haber que "el terrorista es probablemente uigur", en referencia a la etnia de idioma túrquico y credo musulmán que puebla la región de Xinjiang en el oeste de China.

La Policía detuvo el miércoles a 40 personas de tres familias uigures que usaban pasaportes de Kirguistán y que supuestamente forman parte de las redes del EI en Turquía, facilitando el viaje de combatientes extranjeros a Siria. "Las fuerzas de seguridad conocen la identidad del terrorista y conocen los lugares donde se puede hallar con cierta probabilidad, así como su vínculos", agregó Kaynak. Tras difundir fotografías del sospechoso, las autoridades han recibido un gran número de llamadas de ciudadanos que creen poder aportar pistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios