Mundo

La oposición venezolana rechaza participar en la Asamblea Constituyente

  • El ex candidato presidencial Capriles califica el proceso del Gobierno de "fraude que raya en la locura"

Venezolanas opositoras participaban el sábado en una manifestación en Caracas. Venezolanas opositoras participaban el sábado en una manifestación en Caracas.

Venezolanas opositoras participaban el sábado en una manifestación en Caracas. / cristian hernández / efe

La oposición venezolana, reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), anunció ayer que no participará en la Asamblea Nacional Constituyente convocada por el presidente, Nicolás Maduro, con la que se pretende cambiar el ordenamiento jurídico interno, vigente desde 1999.

"La unidad democrática y la mayoría de los venezolanos, más del 80% que quiere cambio, no vamos a ir a Miraflores" (sede de la Presidencia venezolana), dijo en una rueda de prensa el gobernador del estado de Miranda y dirigente opositor, Henrique Capriles, quien pidió a los ciudadanos que no se sumen a esta convocatoria del Ejecutivo.

Capriles denuncia que cientos de civiles han sido juzgados por tribunales militares

El Gobierno venezolano invitó a la plataforma opositora a una reunión hoy para debatir sobre este proceso que la oposición ha calificado como "un fraude" que "raya en la locura".

"Aquí hay una Constitución, si el Gobierno cree que puede derogarla por la fuerza está equivocado (...) eso no es una constituyente, mal podríamos nosotros ir a un proceso absolutamente fraudulento", prosiguió Capriles, quien aseguró que el chavismo "no quiere someterse a un proceso de elecciones" y, por ello, plantea esta Constituyente en donde se habla de votaciones en ámbitos sectoriales y territoriales. Pero, remarcó, esto "no existe en la Constitución", ni que "un país tenga que aceptar una Constitución que un grupo decide".

Afirmó que la actual Carta Magna le da al jefe de Estado apenas la iniciativa de replantearla pero la decisión de iniciar este proceso corresponde únicamente a los ciudadanos.

El dirigente opositor anunció que la MUD marchará hoy "junto a miles de venezolanos" hacia la sede del jefe de la comisión presidencial para la constituyente, el ministro de Educación Elías Jaua, para entregar un documento para comunicar su rechazo.

"Si el señor Maduro insiste en la convocatoria de un proceso constituyente, tiene que ser el pueblo venezolano el que tome la decisión", sostuvo Capriles, quien denunció que el Gobierno pretende además aprobar el nuevo texto fundamental sin someterlo a referéndum.

Reiteró que la exigencia de la MUD es que en el país haya "elecciones libres y democráticas" y alertó de la posibilidad de que el Gobierno continúe con este mecanismo pues podría conducir a la situación de que en Venezuela llegaran a estar en vigor dos constituciones al mismo tiempo, una situación "ingobernable".

Por otro lado, Capriles aseguró que cientos de civiles han sido juzgados por tribunales militares en el estado de Carabobo (centro de Venezuela), en medio de la crisis que comenzó el pasado 1 de abril y que ha dejado al menos 37 muertos y más de 700 heridos.

"De acuerdo con la información que dio el Gobierno, ayer hubo 780 personas detenidas en el estado Carabobo, de los 780 detenidos 200 estaban siendo procesados en el cuartel militar, y 40 de ellos fueron juzgados en juicios exprés", dijo el dirigente opositor.

Capriles indicó que se comunicó con el líder de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para comentarle la situación y pedirle "un puente" para hacer denuncias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios