Mundo

La tregua en Siria se mantiene en pie pese a los ataques aislados

  • En varias ciudades hubo disparos de artillería, pero no se registraron víctimas mortales

Un granjero señala los daños causados por los combates en su vivienda en Douma, zona controlada por los rebeldes.

Un granjero señala los daños causados por los combates en su vivienda en Douma, zona controlada por los rebeldes. / mohammed badra / efe

El cese de hostilidades en Siria que entró en vigor el pasado viernes cumple su tercer día en un ambiente de relativa calma, pese a diversas violaciones cometidas por el régimen sirio y los rebeldes. Hasta el momento, el armisticio "se está respetando y marcha bien", aseguró ayer a Efe el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abdelrahman.

Abdelrahman afirmó que, pese a que existan ataques aislados tras el comienzo de la tregua auspiciada por Rusia y Turquía, "no existe una gran magnitud de violaciones" en un alto el fuego que se vio amenazado ayer por la facción rebelde Ejército Libre Sirio (ELS). Igualmente, agregó en referencia a este anuncio, que fue proclamado por el portavoz del ELS, Osama Abu Zeid, que en este momento ni la oposición siria ni el régimen del presidente Bachar Al Asad "tienen poder de decisión, ya que las fuerzas que controlan todo ahora mismo son Rusia y Turquía".

En este escenario de tranquilidad, la ciudad septentrional de Alepo vivía el primer día del año 2017 en un ambiente de júbilo, que no conocía desde hace cuatro años, cuando se encontraba controlada por las facciones rebeldes. "Ni siquiera he pensado en celebrar esta ocasión durante los últimos cuatro años, pero este año la situación es diferente y Alepo merece un poco de alegría", dijo el alepino Ziad Homsi a Efe mientras cenaba en un restaurante de la ciudad junto a su mujer, Nur. Este ciudadano aseguró que "es la primera vez que una tregua es negociada por las personas adecuadas", en alusión a que Estados Unidos no participa en este tercer alto el fuego desde que comenzara el conflicto.

A pesar de la calma, el ambiente sigue siendo un poco hostil en algunas zonas ya que ayer hubo bombardeos y disparos de artillería en varias ciudades sirias, pero sin que se registraran víctimas mortales, según informó en un comunicado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

De acuerdo con dicha ONG, un bombardeo causó varios heridos en zonas rebeldes en la periferia occidental de Alepo, en cuya zona meridional se produjeron ataques similares. También se registró el lanzamiento de proyectiles en zonas bajo el control gubernamental en la provincia de Deraa y en zonas rebeldes de la periferia de Damasco. Las mayores violaciones de la tregua, según el Observatorio, se cometieron en las provincias de Hama e Idleb, en el centro y en el norte del país, respectivamente, y en la periferia de Damasco.

Los esfuerzos para que Siria prosiga el camino para concebir la paz en un país que lleva seis años en guerra civil se verá reflejada en una nueva ronda de negociaciones prevista a finales de enero en Astaná, capital de Kazajistán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios