41º aniversario de la Constitución Manuel Fossati: "Piensen, no dejen de expresarse, hablen por esa boquita"

  • El periodista isleño ofreció un discurso de agradecimiento en nombre de todos los galardonados

El periodista Manuel Fosati durante su intervención El periodista Manuel Fosati durante su intervención

El periodista Manuel Fosati durante su intervención / Lourdes de Vicente

El periodista isleño Manuel Fossati, galardonado por la Subdelegación del Gobierno en el 41 aniversario de la Constitución española, fue la persona encargada de ofrecer un discurso en nombre de todos los distinguidos.

Fossati, ya jubilado, agradeció profundamente el premio recibido, si bien matizó que él no creía "tener más mérito que el de haber trabajado de acuerdo con mi criterio profesional y humano durante 40 años en medios de comunicación, sobre todo en el Diario de Cádiz y el Diario de Jerez". 

"Para considerarme merecedor, los otorgantes de este premio invocan al artículo 20 de la Carta Magna, que consagra la libertad de expresión como un derecho básico, que, añado yo, es garantía para todos los demás derechos", expuso el periodista en su intervención. 

El isleño explicó a los asistentes al acto que tanto él como el resto de premiados se sentían, además de "honrados" por el reconocimiento, "convencidos" de que desarrollar su oficio no es más que "cumplir con nuestro deber (vaya palabra ésta en desuso, ¿no?)". "Simplemente hacemos lo que debemos, no tenemos la sensación de estar cumpliendo la Constitución. Lo hacemos, sí, pero sin ser conscientes de ello".

Fossati prosiguió su intervención así: "No hace falta invocar constantemente, y tantas veces en vano, la Constitución. La mayoría sabemos, sólo con el sentido común y el necesario respeto por lo común, cómo cumplirla cada día. Y están bien las proclamas, pero debemos recelar de aquellos que, con su continua y excesiva invocación, probablemente lo que quieren es restringirla a su interpretación particular". 

Para el periodista, "hacen falta más responsables que se preocupen por aquellas personas que cumplen con su deber cada día, sobrepasando incluso este deber, para que tengan buenas condiciones para ejercerlo. "Es simple", añadió Fossati, basta con que "en las discusiones diarias del Congreso haya más presencia de la auténtica realidad de la calle, de los problemas de las casas y los colectivos".

En su discurso, Manuel Fossati también puso especial énfasis en el espíritu integrador y conciliador de la Constitución Española. "Es bueno recordar cómo apenas un año después de la muerte del dictador negociaban un antiguo ministro de Franco con un exiliado por ese régimen, un ex secretario general del Movimiento con el líder del partido comunista y con responsables independentistas, y cómo terminaron por ponerse de acuerdo. Por eso resulta incomprensible, después de lo logrado, que haya quien promueva vetos a sentarse a conversar con nadie en esta democracia que, es lo que es precisamente, porque una vez nos sentamos todos a hablar". 

A modo de conclusión, Fossati hizo mención a su más que conocida pasión por Grecia. "Pues bien, periodista en griego se dice dimosiografos, lo que traducido resultaría algo así como escritor del pueblo o de lo público. Para Fossati, "eso significa que no estamos en esta profesión para escribir simplemente nuestra opinión o hablar de nuestros intereses, sino para reflejar los del pueblo, para denunciar los atropellos contra él, o sea, contra la Constitución". 

"Piensen, no dejen de expresarse, hablen por esa boquita, como cantaba Javier Ruibal", remató el periodista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios