Provincia de Cádiz

Alestis pacta con sus acreedores una flexibilización del pago de su deuda

  • La empresa toma aire al lograr que se modifique el convenio con el que salió el concurso en 2014

Una pieza fabricada en la planta de Alestis en Puerto Real. Una pieza fabricada en la planta de Alestis en Puerto Real.

Una pieza fabricada en la planta de Alestis en Puerto Real. / Julio González

Balón de oxígeno para Alestis. La compañía ha pactado con sus acreedores la modificación del convenio firmado en 2014 para salir del concurso y que fijaba un periodo de carencia de siete años antes de iniciar el pago de su pasivo. Este intervalo expiraba en 2021 y suponía una espada de Damocles para la empresa, ya que este mismo año tenía que afrontar un primer pago de más de 170 millones de euros. Este calendario se realizó bajo el supuesto de que Alestis habría alcanzado en 2021 su velocidad de crucero y ya estaría en condiciones de devolver su pasivo sin quitas.

Sin embargo, la crisis del coronavirus ha impactado con fuerza en la industria aeronáutica, desbaratando todas las previsiones. Precisamente, una de las prioridades de la compañía era alcanzar un nuevo acuerdo con sus acreedores para garantizar su viabilidad a la espera de que el sector se reactive una vez pase la alerta sanitaria.

Alestis formalizó su propuesta ante el juzgado de lo mercantil 2 de Sevilla el pasado 21 de diciembre, y los acreedores tenían un plazo de dos meses para adherirse o manifestar su oposición. Finalmente, 83 acreedores, que representan al 93,4% del pasivo ordinario –porcentaje equivalente a 208 millones de euros–, han apoyado la medida, que ha sido rechazada por otros tres acreedores titulares de 1,6 millones. Al constatar que se reúne la mayoría legalmente exigida, el juzgado ha aceptado la modificación del convenio.

El presidente del comité de empresa de Alestis en Puerto Real, Pedro Lloret, señaló que no tenía confirmación oficial del convenio. “Para Alestis era más que necesario que se alcanzara un acuerdo en relación a la deuda concursal y sí la mayoría ha aceptado la quita o el aplazamiento de los pagos, pues da más estabilidad y tranquilidad, algo fundamental, viendo los momentos por lo que está pasando el sector aeronáutico”, señaló.

Alestis es un proveedor de primer nivel (Tier-1) de aeroestructuras, líder en ingeniería y tecnologías de fabricación de materiales compuestos, que participa en los programas más relevantes de los mayores fabricantes del sector como son Airbus, Boeing o Embraer. El grupo desarrolla proyectos de ingeniería, diseño, desarrollo, fabricación y soporte de producto de aeroestructuras complejas. Cuenta con más de 1300 empleados repartidos en sus centros de trabajo ubicados en Sevilla, Getafe, Puerto Real, Puerto de Santa María y Vitoria, a los que se suman las instalaciones de Sao José dos Campos, en Brasil.

La compañía fue adquirida en 2019 por Aciturri tras un largo proceso de reestructuración en el que llegó a declarar en concurso de acreedores, por lo que Airbus se vio obligada a rescatarla para evitar retrasos en algunos de sus programas. 

Aciturri tomó el 62% que tenía Airbus en la empresa y el 14% de Unicaja, con lo que se convirtió en accionista mayoritario con el 76%. El resto de los títulos, el 24%, siguieron en manos de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que ha decidido mantener su participación en Alestis por razones estratégicas. 

La primera medida, inmediata tras el cambio accionarial, fue la inyección de 80 millones de euros en la empresa, 51,9 de forma directa y el resto a través de una ampliación de capital proporcional al peso de los dos accionistas: 21,3 millones en el caso de Aciturri y 6,7 en el de la SEPI, 

Pero el problema estriba en que Alestis necesita generar caja para devolver la deuda cuyo vencimiento se aplazó dentro del convenio firmado con sus acreedores. EEl primer plazo es el de mayor cuantía, 170 millones de euros, y tiene que ser satisfecho en 2021, por lo que la crisis del coronavirus no ha podido en llegar en peor momento para la empresa. 

Esta situación explica que Alestis siga teniendo una estructura jurídica propia, ya que así Aciturri defiende su balance de los problemas del que fuera el emblema del sector aeronáutico andaluz.

La compañía inició el año pasado una reestructuración laboral  a raíz de "la drástica reducción del tráfico aéreo y la cancelación de pedidos por parte de las aerolíneas han tenido consecuencias inmediatas sobre el negocio de Alestis". "Los planes de producción se han visto gravemente impactados con una reducción en las cadencias de fabricación de los modelos A320, A350 XWB y A330 que oscila entre un 36% y un 45% en función del modelo de avión", señaló Alestis entonces.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios