Janda

Barbate dividirá su playa del Carmen en zonas para garantizar la distancia social

  • El Ayuntamiento delimitará espacios con pasarelas y reservará una zona para personas de movilidad reducida y mayores de 70 años.

  • Acotará un tramo cercano a la orilla sólo para el tránsito de usuarios

Zonas de la playa del Carmen de Barbate. Zonas de la playa del Carmen de Barbate.

Zonas de la playa del Carmen de Barbate. / Ayto. Barbate

El Ayuntamiento de Barbate ha adelantado que dividirá su playa del Carmen en ocho zonas, separadas por pasarelas para garantizar la distancia social. El Consistorio, que continúa trabajando para que las playas puedan estar en el estado más óptimo de cara a la apertura oficial el próximo 12 de junio, recuerda que desde hoy todas sus playas pueden ser utilizadas para el baño, pero incide en la precaución, "ya que no están habilitados los servicios básicos de socorrismo, salvamento y enfermería". Miguel Molina, alcalde de Barbate, ha comunicado a la ciudanía que este asunto no es nuevo “pasa igual que el resto del año hasta que no están abiertos los servicios de playas, salvo que ahora estaban cerradas por motivos de la pandemia”. El regidor ha manifestado que se está trabajando para la puesta apunto en paralelo con la aprobación definitiva del Plan de Contingencia de Playas, pendiente de la Junta de Andalucía. Así, ha adelantado que la playa urbana, la playa del Carmen, se dividirá en ocho zonas, separadas por dos pasarelas entre sí. “En cada zona habrá dos pasarelas, una de entra y otra de salida, para que se puede acceder respetando la distancia de seguridad”, ha comentado Molina, quien ha destacado que una de las zonas, la central, “estará reservada para las personas con movilidad reducida y para los mayores de 70 años”. Así, la ciudadanía más vulnerable, los mayores, tendrán un espacio habilitado que no es obligatorio, pero sí recomendable. Por otro lado, se acotará un tramo, próximo a la orilla, donde no estará permitido instalarse, sino que estará pensado para el tránsito de los usuarios, con la intención de mantener siempre las distancias. Las infraestructuras desmontables como duchas, servicios y demás, aunque se irán instalando, de momento “no se podrán utilizar porque las autoridades sanitarias no lo permiten para evitar posibles contagios”. Los que sí estarán presentes velando por la seguridad ciudadana, son tanto los efectivos de la Policía Local, como los voluntarios de Protección Civil. “Realizarán, además de sus habituales labores, los trabajos de vigilancia y de garantizar el cumplimiento de las normas”.Molina recuerda que, aunque poco a poco se va recuperando la normalidad, no se debe obviar las medidas higiénicas, así como la distancia entre personas. De tal forma que se recomienda que se respete esto entre distintas familias. “Aunque nos veamos en la playa, hay que respetar la distancia lo mismo que en el resto del municipio”, ha incidido el regidor que ha recordado “el uso de las mascarillas si no se puede garantizar la distancia social”. “Como no se permite el movimiento entre provincias, ahora mismo las playas estarán más tranquilas y menos masificadas, por lo que será más fácil respetar los espacios. Apelamos al sentido común de la ciudadanía para respetar y cumplir por sí mismo todas las normas, demostrando el nivel de seriedad y rigurosidad como hasta el momento”, ha concluido el primer edil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios