Provincia de Cádiz

El Consistorio aborda las inundaciones de Santo Dios

  • El Gobierno local atiende las quejas de vecinos del camino que llevan dos semanas achicando agua de casas y cultivos

La concejala de Infraestructuras, Milagrosa Gordillo, y técnicos municipales se reunieron ayer con representantes del colectivo vecinal del Camino de Santo Dios y la Federación Local de Asociaciones de Vecinos Guadalquivir para atender sus quejas relativas a los problemas que las lluvias persistentes están ocasionando en sus viviendas y cultivos.

Más de dos semanas después de que se produjeran los primeros problemas reseñables, los residentes del lugar continúan achicando agua en cuatro casas y varios campos cuyas producciones están sufriendo pérdidas. Gordillo destacó "la preocupación municipal por la situación de esta zona", al tiempo que anunció que "el Ayuntamiento va a estudiar las distintas posibilidades para buscar una solución a esta problemática provocada por el invierno más lluvioso en varias décadas". Igualmente, esta concejala gobernante dijo haber comunicado a los representantes vecinales que en las oficinas de la Empresa Municipal de la Vivienda (Emuvisan) "pueden recabar toda la información necesaria para poder acogerse a las ayudas extraordinarias de la Junta de Andalucía para paliar los daños provocados por las inundaciones".

En términos generales, Gordillo manifestó que "a pesar de las intensas precipitaciones, la limpieza de la red de saneamiento de Sanlúcar y las importantes obras que se han llevado a cabo durante el último año han hecho que los problemas de inundaciones en otros puntos del municipio hayan sido hasta ahora menores que en años anteriores".

El presidente de la asociación de vecinos del Camino de Santo Dios, Antonio Sáenz, calificó el encuentro de "positivo" asegurando que la delegada municipal de Infraestructuras acogió favorablemente su propuesta de "aprovechar las obras de mejora del suministro de agua proyectadas en este vial para incluir también una tubería de evacuación de aguas pluviales", de modo que "evite problemas como los actuales". Otros de los asuntos tratados fueron la colocación de imbornales en la zona y el estudio municipal de otra conducción para las aguas procedentes de conjuntos residenciales aledaños de más reciente construcción, cuya situación actual, según Antonio Jiménez, presidente de la federación vecinal, constituye "una cuestión fundamental en este problema".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios