Provincia de Cádiz

Controlado un brote vírico leve en una residencia de mayores

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía confirmó ayer la toxinfección leve que afectó hace varias semanas a un total de 56 personas mayores de la Residencia Lagos de Arcos, que padecieron vómitos o diarreas.

Según la información que ha trascendido ahora y que ha sido reconocida por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, ninguno de los afectados tuvo que ser finalmente atendido en el centro de salud ni tampoco ser derivado al hospital ya que presentaban síntomas leves provocados por un norovirus, con lo que el centro siguió una serie de medidas conforme al protocolo para estos casos.

Así las cosas, la residencia, que es de titularidad privada, avisó la madrugada del pasado día 29 de septiembre al servicio del 061 sobre estos hechos, con lo que dos técnicos del Servicio de Vigilancia Epidémica de Salud Pública se personaron en la residencia para comprobar las instalaciones y recomendar a la dirección del centro una serie de medidas como dieta blanda e hidratación para los mayores afectados así como reforzar las medidas higiénicas.

Según, fuentes de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía en Cádiz, fueron unas 56 personas las que se vieron afectadas por este brote vírico, aunque lo hicieron de manera escalonada en el tiempo.

La mayoría de los casos se concentraron entre el el día 28 de septiembre y el pasado 1 de octubre.

Javier Oyarzábal, gerente de la residencia, confirmó a este periódico la recuperación gradual de los afectados, al tiempo que recalcó que se trata de episodios bastante comunes en colectividades y apuntó que, con casi toda seguridad, el vector de la infección proviniera de fuera del centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios