Provincia de Cádiz

"La Diputación es una administración saneada y no se encontrarán sorpresas"

  • El gobierno liquida 2010 con un 0,25% de déficit y un remanente de tesorería positivo

"Dejamos de herencia una administración saneada, organizada y al día, sin deudas de ejercicios anteriores y que cumple fielmente con proveedores y acreedores". El gobierno socialista de Diputación volvió a insistir ayer en lo que han venido manteniendo durante la última legislatura y aportó para ello los números con los que liquida las cuentas de 2010: un déficit de 640.000 euros, lo que representa sólo el 0,25% del presupuesto, y un remanente de tesorería positivo de 249.000 euros.

Esta liquidación ya suscrita por el presidente en funciones de Diputación, -Francisco González Cabaña-, es, eso sí, un paso previo a la aprobación de la cuenta general, que tendrá que someterse al Pleno ya de la nueva corporación provincial, que ahora presidirá el Partido Popular, y que, en principio, prevé realizar una auditoría de esta administración. "No hay un presupuesto ni un déficit oculto", defendió Juan Manuel García Bermúdez, diputado responsable de Economía y Hacienda desde la marcha a la Junta de Andalucía de Francisco Menacho. "Podrán valorar cómo lo hemos hecho, podrán decir que mal o bien, pero aquí no hay nada oculto. No habrá ninguna sorpresa porque la auditoría aquí es permanente con el servicio de intervención", afirmó García Bermúdez.

El diputado socialista destacó que el cierre de las cuentas de 2010, de la Diputación y sus organismos autónomos, mantiene a la institución provincial en un "práctico equilibrio presupuestario", con un resultado presupuestario ajustado que arroja un déficit de 640.094 euros, un 0,25% de un presupuesto que ascendió a 258.792.000 euros, un 18,3% menos que en 2009. Del importe de las obligaciones contraídas ese año se ha pagado un 98%, aseguró.

Otro dato indicador de la salud de la administración es el remanente de tesorería, que arroja un resultado positivo de 259.000 euros. Esto significa que "lo que tenemos y lo que nos deben es más de lo que debemos", explicó García Bermúdez. Según los datos aportados por Diputación la administración tiene unos fondos líquidos de cerca de 80 millones de euros, tiene casi 70 millones en derechos pendientes de cobro y otros 70 de obligaciones pendientes de pago.

Aunque la Diputación es la segunda más endeudada con los bancos de Andalucía, según un informe del Ministerio de Hacienda, "su endeudamiento bancario se mantiene sólo un poco por encima de lo permitido por la ley", defendió el diputado socialista, que insistió en que cierran un presupuesto estable, que cumple con las condiciones de estabilidad presupuestaria".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios