El Puerto / Incidencia del coronavirus

Familiares de residentes de Puerto Luz piden que se hagan ya las nuevas PCR a los mayores

  • Critican que los ancianos llevan confinados desde hace semanas y exigen a la Junta que realice las pruebas para poder reorganizar la situación con los nuevos datos

Una imagen de una de las concentraciones de apoyo a los mayores de la residencia Puerto Luz, en Valdelagrana Una imagen de una de las concentraciones de apoyo a los mayores de la residencia Puerto Luz, en Valdelagrana

Una imagen de una de las concentraciones de apoyo a los mayores de la residencia Puerto Luz, en Valdelagrana / Andrés Mora Perles

Han pasado más de quince días desde que el SAS realizó la pruebas PCR a todos los residentes del centro de mayores Puerto Luz, de Valdelagrana, que desde entonces están confinados en sus habitaciones.

Algunos familiares están preocupados por el estado emocional de estas personas de avanzada edad, que son vulnerables y permanecen 24 horas aisladas en sus cuartos. Entre ellas se encuentra Mila Maldonado, cuya madre, de 90 años, está en la residencia y que se ha dirigido a este diario para denunciar que el SAS “no está actuando como marcan los protocolos”.

Desde finales de agosto, afirma Mila, “los ancianos están en una situación de incertidumbre. El primer cribado masivo se hizo el 5 de septiembre, se hicieron PCR a todos los residentes y se supo que el brote afectaba a 129 personas”.

Esta semana pasada, añade, se le tenían que haber realizado nuevas PCR a todos los residentes y aún no se sabe cuándo se van a hacer las nuevas pruebas. “El SAS tiene abandonados a los residentes de Puerto Luz, y a la dirección de la residencia”, afirma. “Llevan aislados en el centro desde el 31 de agosto y eso afecta a una persona anciana y con patologías previas, emocionalmente. Todavía no hay fecha para las PCR y la situación por día, física y psicológicamente va empeorando. Si no se mueren de Covid va ser de tristeza", lamenta.

El aislamiento según los protocolos "son 15 días, y la situación se tiene que resolver lo antes posible. El personal de la residencia está dando el 200% pero el SAS tiene que hacer ya el cribado, para poder reorganizar a los mayores con los nuevos datos, porque los ancianos están viviendo una situación de miedo, se sienten muy solos y su rutina diaria, sus actividades y el contacto con el resto del personal se ha roto”, concluye con preocupación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios