Provincia de Cádiz

El Gobierno isleño presenta sus quejas por la detención del agente en El Puerto

  • La Junta Local instará a la Subdelegación de Gobierno a abrir expediente informativo

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de San Fernando, presidida por el alcalde, el andalucista Manuel María de Bernardo, ha acordado presentar sus quejas "de modo oficial" por la detención de que fue objeto hace dos semanas un agente de la plantilla del Cuerpo de Policía Local tras un altercado con mandos de la Policía Nacional en un bar de copas en El Puerto. Una detención que, determinó la juez, atendiendo al 'habeas corpus' pedido por el municipal, que pasó la noche en los calabozos de Comisaría, fue "ilegal".

Al tiempo, el Gobierno isleño acordó ayer también instar a la Subdelegación del Gobierno a que abra un expediente informativo sobre el apresamiento del miembro de la plantilla policial local, "y, en su caso, que sean depuradas responsabilidades", informó el concejal delegado de Presidencia, Francisco Romero, a este diario. Con el acuerdo adoptado, el alcalde de San Fernando aclaró que "lo único que pretendemos es que se aclaren las cosas, nada más".

El policía municipal fue detenido , según declaró él y varios testigos presentes en el bar, por mediar en una pelea entre un marroquí y el que resultó ser un inspector jefe de la Policía Nacional, que se encontraba en el pub tomando algo con otro inspector jefe y el comisario de El Puerto.

Este último, por su parte, manifestó a este diario que el inspector jefe intervino ante lo que parecía ser un caso de violencia de género del marroquí a la que era su mujer, interviniendo el policía isleño con intención de agredir al inspector y entorpeciendo la labro policial.

Tanto el agente isleño como el marroquí y un amigo suyo, igualmente detenidos, fueron puestos en libertad por la juez al decretar el sobreseimiento del caso al no apreciar delito alguno.

Previamente, la juez, en el auto del 'habeas corpus 'que pidió el agente mientras estaba en los calabozos, determinó que "además de no existir indicios delictivos" de la conducta del policía municipal de San Fernando, "fue privado del derecho a prestar declaración cuando solicitó hacerlo a presencia de su letrado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios