Provincia de Cádiz

La Guardia Civil detiene a Jenaro Jiménez en su domicilio de Chiclana

  • Sobre el empresario pesaba una orden de busca y captura porque no se le podía localizar para entregarle las notificaciones judiciales · Tras pasar por el juzgado de guardia, fue puesto en libertad por la tarde

El empresario Jenaro Jiménez Hernández fue detenido ayer en Chiclana por el equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil en esta localidad por la orden de busca, captura y personación ante la Justicia dictada por el Juzgado de Instrucción número 4 de la capital gaditana.

La captura del hombre que simuló su desaparición en aguas de Tarifa y huyó a Paraguay en abril de 2008 y que regresó a España un año y medio después, se produjo justo el día en el que este periódico publicaba la información de la orden judicial.

Jenaro fue detenido en su domicilio actual de Chiclana, situado cerca de la zona de La Longuera, a la una del mediodía y fue puesto a disposición judicial a las cinco de la tarde en el juzgado de guardia de Chiclana, que lo deja posteriormente en libertad.

Los agentes de la Guardia Civil llevaban tiempo detrás de Jenaro y ya tenían localizada la zona en la que se movía pero hasta ahora no habían podido dar con él desde que la orden fuera publicada por el juzgado el pasado 18 de febrero. Sin embargo, las pesquisas llevadas a cabo en el día de ayer y la colaboración ciudadana al verse su foto publicada, facilitó la localización del empresario para que fuera detenido en Chiclana.

La orden la había dictado el juzgado debido a la imposibilidad de poderle entregar las notificaciones de las diversas causas que tiene abiertas en los juzgados. A pesar de que se les ha enviado a los domicilios de los que se tenía constancia y a su antiguo centro de trabajo, donde también hay algunos familiares, pero en ningún caso se hacían cargo de ellas.

Jenaro Jiménez ya se ha enfrentado a dos juicios con resultado desigual. El primero de ellos fue por el impago de un crédito bancario en el que salió inocente. En el segundo fue condenado a dos años de prisión por la desaparición de 47.000 euros que le había entregado un cuñado suyo por la señal de un piso de una de sus empresas promotoras. Esta señal fue entregada dos días antes de su desaparición y del dinero nunca más se supo. El problema no sólo fue que el dinero desapareció, sino que éste iba a ser destinado a la liquidación del contrato con otra persona que había comprado el mismo piso, por lo que su cuñado se quedó sin esa cuantía y sin la vivienda.

Jenaro Jiménez todavía tiene varias causas pendientes y para el día 26 de este mes el nuevo juez titular del número 2 de instrucción de Cádiz, Miguel Ángel López Marchena, ha citado a declarar a varias personas, entre ellos un amigo personal de Jenaro con el que mantuvo el contacto mientras que permaneció en Paraguay. Uno de los objetivos del juez es indagar en el propio suceso de la desaparición de Jenaro por si éste recibió ayuda para marcharse a Paraguay desde el aeropuerto de Gibraltar.

Hay que tener en cuenta que en su estancia en el país suramericano tenía un documento de identidad falso bajo el nombre de Álvaro Domecq. Las otras tres personas citadas a declarar son el propio cuñado que lo denunció, otro familiar, que fue el que recibió el poder notarial para hacerse cargo de sus empresas, y un empleado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios