Avalancha de inmigrantes

Interior refuerza Melilla, Ceuta y Algeciras con casi 500 agentes

  • Centenares de inmigrantes comienzan a salir de los pabellones de Tarifa.

El Ministerio del Interior reforzará la vigilancia y el control fronterizo en las ciudades de Ceuta, Melilla y en menor medida a Algeciras con 475 agentes más de la Policía Nacional y Guardia Civil ante el incremento de la presión migratoria de los últimos días. La decisión fue tomada ayer en una reunión de la cúpula de Interior, presidida por Jorge Fernández.

En Melilla, por parte de la Guardia Civil, se ha reforzado la dotación de la Comandancia con nueve Módulos de Intervención Rápida desplazados, integrados por unos 200 efectivos; por parte del Cuerpo Nacional de Policía se ha reforzado la Jefatura Superior de Policía con cinco subgrupos de Unidades de Intervención Policial, con un total 75 efectivos. En Ceuta, se ha incrementado la dotación de la Comandancia con tres Módulos de Intervención Rápida de la Guardia Civil, con un total 60 efectivos; y cuatro subgrupos de Unidades de Intervención Policial del Cuerpo Nacional de Policía, con 60 efectivos, han reforzado la Jefatura Superior de Policía. También se han alertado tres Módulos de Intervención Rápida de la Guardia Civil para actuar en Melilla, Ceuta y Algeciras. La Comisaría General de Extranjería y Fronteras del Cuerpo Nacional de Policía, a su vez, ha reforzado las dotaciones de esas mismas ciudades con 80 efectivos. 

Por parte del Cuerpo Nacional de Policía se ha habilitado un centro provisional en Algeciras y se están agilizando los procedimientos de devolución de los inmigrantes recién llegados. Ya se han materializado 250 de estos expedientes por la Subdelegación de Gobierno de Cádiz.

Los 920 inmigrantes subsaharianos que fueron rescatados anteayer pasaron la noche repartidos en los dos polideportivos de Tarifa, atendidos por casi un centenar de miembros de la Cruz Roja. Doscientas de estas personas empezaron a ser trasladadas a los ocho Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes  CETI (CETI) de la península. En los próximos cuatro o cinco días lo harán el resto.

En el antiguo polideportivo de la localidad, muy próximo al puerto y al cuartel de la Guardia Civil, pasaron la noche 445 inmigrantes, entre ellos 24 menores. El resto lo hizo en el nuevo pabellón. Un bebé de menos de un año, que llegó sin padres y a la que han llamado Princesa, pasó la noche en casa de una voluntaria de Cruz Roja. La Junta de Andalucía se hizo cargo de ella en la mañana de ayer.

El polideportivo antiguo fue dividido en tres partes, dos de ellas destinadas a los hombres y una tercera a las mujeres y los niños. Entre las mantas con las que pasaron la noche se pudo ver durante la mañana numerosos juguetes, peluches y prendas de vestir infantiles, mientras que algunas de las mujeres vestían ropa que les facilitó la Cruz Roja.  En este pabellón la ONG cuenta con un depósito de alimentos, agua mineral, leche y biberones y los inmigrantes pasaron su primera noche bien atendidos y en unas condiciones higiénicas aceptables. Cuando los inmigrantes tienen que salir a los lavabos, lo hacen en grupos de media docena y acompañados por agentes protegidos por mascarillas y guantes de látex.  De todos los inmigrantes llegados el martes tan sólo una mujer embarazada tuvo que ser ingresada en un hospital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios