Provincia de Cádiz

Intervienen un alijo de hachís en la desembocadura del río Guadalquivir

  • La Guardia Civil y el Servicio de Vigilancia Aduanera han incautado 2.000 kilos de hachís que iban a introducirse por la costa de Chipiona

Guardia de Cádiz y DAVA han impedido la introducción de un alijo de hachís que pretendía ser introducido por la costa de Chipiona, incautando más de 2.000 kilos de hachís y la embarcación neumática que trasportaba la droga, deteniendo a un varón marroquí responsable del envío.

 

El operativo se inició en torno a las 22:15 horas del pasado día 3 de febrero,  cuando los guardias civiles que operaban en las cámaras del Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) advirtieron la presencia a unas 5 millas de la costa de Chipiona, de una embarcación que navegaba a gran velocidad y sin ningún tipo de señalización luminosa con rumbo a la desembocadura del río Guadalquivir.

Al sospechar que podría tratarse de un desembarco de droga, la Central COC pasó aviso a la tripulación de una de las patrulleras del Servicio Marítimo de Cádiz y a diversas Unidades de tierra de las Comandancias de Cádiz y Huelva, los cuales se pusieron en marcha con objeto de impedir el desembarco de la sustancia estupefaciente en la costa.

Debido a que dicha embarcación estaba igualmente siendo seguida por personal del DAVA, se decidió establecer un servicio conjunto entre ambos Cuerpos a fin de utilizar los mejores recursos de cada uno de ellos para frustrar el alijo.

Una vez la embarcación entró en la zona de la desembocadura del Guadalquivir concretamente en una zona en la que su huida resulta muy dificultosa para los narcotraficantes, el helicóptero del DAVA, utilizando su foco de iluminación desde el aire, y la embarcación de la Guardi a Civil desde el mar, iniciaron una vertiginosa persecución ante la cual los narcotraficantes no tuvieron más opción que varar la embarcación en la playa  del Coto de Doñana, frente a Sanlúcar de Barrameda, por lo que los agentes procedieron a montar un dispositivo de cierre en la zona, una vez asegurada la incautación de la embarcación y de la sustancia estupefaciente. A tal fin se contó igualmente con el apoyo de la Guarda Forestal del Parque de Doñana.

Dicho dispositivo  culminó con la detención sobre las 08:00 horas del día 4 de febrero de un varón de origen marroquí, el cual habría emprendido la huida amparándose en la oscuridad de la noche y lo abrupto del terreno.

La embarcación resultó ser una neumática de 11 metros de eslora y provista de dos motores fueraborda de 250 cv cada uno. En su interior se hallaron 70 bultos envueltos en sacos de arpillera que, a falta de su pesaje oficial, arrojaron un preso aproximado de 2000 kilogramos de hachís.

La embarcación, la droga y el detenido, se encuentran a disposición del Juzgado de Instrucción nº 2 de los de Sanlúcar de Barrameda, encontrándose la operación abierta por lo que no se descartan detenciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios