Provincia de Cádiz

La Junta restaurará una salina para salvar la espátula

  • El proyecto tiene como objetivo recuperar la vuelta exterior de La Covacha para evitar la erosión del interior de la salina y proteger así a la mayor colonia de la provincia

La Junta de Andalucía ha iniciado la restauración de la vuelta de fuera de la salina La Covacha, conocida también como El Trocadero, en Puerto Real, para salvar a la mayor colonia de espátulas de l a provincia.

El proyecto, que ha contado con una inversión de la Consejería de Medio Ambiente de 227.300 euros, pretende reforzar el muro de contención que protege la zona interior de la salina, lugar donde anida un centenar de ejemplares de este ave litoral.

Según explicó Silvia López, delegada de la Consejería en Cádiz, esta vuelta exterior de la zona húmeda sufre numerosos daños debido a la erosión del viento y el agua, sobre todo a causa de las lluvias y las mareas invernales. "Esto demuestra que el mantenimiento de esta estructura defensiva es fundamental para evitar el deterioro de la red de caños interiores, y para evitar también, el deterioro del lugar de nidificación y refugio de las aves", aclaró.

Para llevar a cabo la restauración, se ha elegido un método de trabajo calificado de "tradicional y sostenible", que consiste en extraer material de la propia salina, de manera que así se evita el uso y la presencia de materiales externos al medio y procedentes de canteras.

Silvia López explicó que el proceso de deterioro suele iniciarse con la rotura de la vuelta de fuera en los puntos más débiles, como las denominadas cangrejeras, o bien las más expuestas a las mareas y el viento. Una vez que se producen estos daños en la estructura de defensa, el deterioro avanza rápidamente, quedando el interior de las salinas, lugar donde anidan las espátulas, totalmente desprotegido y expuesto a la erosión, con la inminente desaparición de este espacio, y con ellos, el lugar de anidación de las espátulas.

Como se puede observar, el mantenimiento de estos ecosistemas depende en gran medida del mantenimiento de sus estructuras periféricas. Ya la Consejería de Medio Ambiente ha intervenido otras veces en la zona. Por ejemplo, en el año 2003 técnicos de la Junta redactaron un proyecto, que se ejecutó posteriormente, y que consistía en la recuperación de estas estructuras reguladoras. En aquella ocasión se ejecutaron distintos trabajos, como por ejemplo, la reconstrucción de los muros y la colocación de tablestacados y escolleras de protección.

El pasado año, técnicos de Medio Ambiente descubrieron una nueva colonia en la Isla del Vicario, en Chiclana,ante la posibilidad de que esta nueva colonia se haya formado por parejas procedentes de La Covacha, que buscaban una zona más estable tras la rotura del muro de la salina puertorrealeña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios