Quejas por el cambio de ubicación del evento Malestar en el camping Las Dunas por el traslado del Puro Latino Fest a La Puntilla

  • El establecimiento habla de improvisación y reclama que se respeten los derechos de sus clientes

Una imagen de la edición 2018 del Puro Latino Fest.

Una imagen de la edición 2018 del Puro Latino Fest. / F.H.

El anuncio del traslado del Puro Latino Fest a las instalaciones de la Ciudad Deportiva no ha sentado bien a los vecinos de la zona ni a muchos de los usuarios de las instalaciones deportivas ubicadas junto a La Puntilla.

Uno de los establecimientos más afectados por este evento -que en un principio se había anunciado en Puerto Sherry y con un solo día de duración- es el camping Las Dunas, que se sitúa muy cerca del polideportivo, junto a la playa de La Puntilla. La dirección del establecimiento ha solicitado al Ayuntamiento personarse en el expediente para poder comprobar si se están cumpliendo todos los requisitos administrativos que debe tener un evento de estas características.

El viernes los conciertos comenzarán a ocho de la tarde y se prolongarán hasta las dos de la madrugada, mientras que el sábado las puertas se abrirán a las cinco de la tarde y se prevén conciertos hasta aproximadamente las cuatro de la madrugada.

Desde el camping piden tener acceso a todos los informes técnicos, ya que como señalan “cualquier modificación del lugar de celebración debe suponer la tramitación de un nuevo expediente administrativo y la constancia de informes específicos sobre dicho lugar”.

El camping, además, ha tenido que ponerse en contacto con los más de 400 clientes que tenían reservado alojamiento en sus instalaciones para los próximos días 2 y 3 de agosto, explicando a quienes tenían la plaza ya asegurada la celebración de estos conciertos en una parcela anexa al camping, “sin ninguna barrera natural o artificial que impida el paso del estridente sonido. Es decir, que en esas franjas horarios el descanso será imposible”, advierten con franqueza.

En este sentido, la dirección del establecimiento ofrece a sus clientes cambiar las fechas de reserva o incluso anular sin penalización alguna.

Desde el establecimiento su gerente, Amadeo Pinto, se pregunta “si se han valorado los efectos colaterales negativos de esta decisión” y recuerda que nadie ha contado con su empresa para aportar sugerencias al desarrollo del evento que minimicen las molestias y garanticen la seguridad. También destaca que el límite de emisiones en el ámbito del camping no puede exceder, por ley, de 50 decibelios en horario nocturno y se pregunta si alguien ha tenido en cuenta este aspecto de la normativa en vigor.

Nos alegramos del éxito de este tipo de eventos, pero en otras condiciones”, y recordó que para la celebración del Motor Circus sí hubo preparativos previos para minimizar las molestias, algo que no ha ocurrido en esta ocasión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios