Ocio nocturno en El Puerto Malestar por el botellón sin control durante las noches en la zona de La Calita

  • Vecinos de las viviendas cercanas llaman cada fin de semana sin éxito a la Policía Local, que argumenta falta de medios, mientras que la Policía Nacional tampoco interviene

La práctica del botellón es habitual este verano en la zona de La Calita. La práctica del botellón es habitual este verano en la zona de La Calita.

La práctica del botellón es habitual este verano en la zona de La Calita.

Vecinos de la zona han denunciado a este periódico la práctica del botellón, durante este verano, junto a la playa de La Calita, un espacio frecuentado por jóvenes a diario, pero sobre todo durante los fines de semana, en un horario que va aproximadamente desde las dos de la madrugada hasta las ocho de la mañana.

A pesar de la reciente decisión de la Junta de Andalucía de prohibir el botellón en toda la comunidad autónoma, por considerar que se trata de una práctica nociva, y más en plena pandemia, en este punto del litoral portuense  son cada noche numerosos los jóvenes que se dan cita para beber sin control, lo que ha llegado a provocar a lo largo de este verano diferentes situaciones de peligro, con varias peleas incluidas.

Durante los fines de semana, y a raíz de estas multitudinarias concentraciones, se están denunciando además en Vistahermosa numerosos actos vandálicos, como roturas de retrovisores y otros daños intencionados en vehículos.

Los vecinos de la zona, hartos de denunciar estos hechos ante las fuerzas de seguridad, afirman que estas concentraciones se producen además sin mascarillas, y por supuesto sin que se guarden las medidas de seguridad relativas a la distancia social y el número máximo de integrantes permitidos en los grupos.

Vecinos consultados por este periódico relatan que cuando llaman a la Policía Local, se les dice que  únicamente cuentan con un coche de servicio, por lo que no pueden acudir, mientras que si llaman al 091, a la Policía Nacional, se les indica que el control del botellón corresponde a la Policía Local. Incluso desde la Policía Nacional, cuando se ponen en contacto con sus compañeros del Cuerpo local para este asunto, reciben la misma respuesta sobre la falta de patrulleros en la ciudad.

Algunos agentes, según aseguran los vecinos denunciantes, les han aconsejado incluso acudir al Juzgado a poner una denuncia contra la Policía Local.

Cuestionada sobre este asunto, la concejala de Policía Local, Marina Peris, ha explicado que se está coordinando con la Policía Nacional, que tiene mayor número de efectivos, para poder controlar las concentraciones de jóvenes e incrementar así la seguridad ciudadana.

Precisamente una de las supuestas ventajas de esta prohibición de la Junta era que cualquier fuerza de seguridad podría sancionar esta práctica prohibida, aunque de  momento, y por lo que parece, las competencias siguen sin estar claras.

En este sentido el alcalde, Germán Beardo, anunció a finales del pasado mes de julio la emisión de un bando municipal con las nuevas medidas para controlar el ocio nocturno, con normas expresas para evitar concentraciones de jóvenes en botellones". De momento, este bando no se ha publicado.

En cuanto a la práctica del botellón, hay que recordar que en El Puerto lleva prohibida desde el año 2012, aunque desde entonces se ha seguido tolerando en diferentes escenarios, siendo ahora esta zona de La Calita una de las favoritas por parte de los jóvenes de entre 14 y 18 años.

Y es que las concentraciones multitudinarias en El Puerto están suponiendo un quebradero de cabeza para las autoridades municipales, de tal manera que incluso la Junta de Andalucía amonestó hace escasas fechas al Ayuntamiento, advirtiendo la delegada de Salud y Familias al alcalde portuense sobre la obligación de cumplir las medidas de seguridad impuestas por la comunidad autónoma.

Tampoco han sido de ayuda para atajar estas malas prácticas episodios como el de la corrida de toros de la pasada semana, cuando El Puerto se convirtió en trending topic por incumplirse, al menos a simple vista, la distancia de seguridad en la Plaza de Toros entre los más de 5.000 espectadores que se dieron cita en el coso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios