Provincia de Cádiz

El Naranjal, sumido en el abandono

  • La urbanización impulsada por Urbis que hace frontera entre El Aguila, Las Redes y El Ancla presenta síntomas de una ausencia total de mantenimiento y sus vecinos reclaman una serie de mejoras urgentes

La urbanización El Naranjal, que estaba llamada a ser uno de los enclaves más privilegiados de la Costa oeste, con una situación estratégica entre las urbanizaciones más antiguas de El Águila, Las Redes y El Ancla, se encuentra sumida en el más absoluto abandono. Los vecinos que hace unos años adquirieron allí sus viviendas atraídos por la anunciada construcción de equipamientos y zonas verdes y el atractivo del enclave aseguran ahora sentirse decepcionados por la situación que presentan sus calles.

No hay más que darse una vuelta por la urbanización, accediendo por ejemplo por la avenida Mar de Filipinas ( siguiendo la rotonda junto al Burger King que lleva hasta la playa) para comprobar que la zona se encuentra desprovista totalmente de mantenimiento, con tramos de acerado completamente levantados en los que hay jaramagos y otras plantas que han crecido a su libre albedrío, farolas rotas que privan de alumbrado incluso a algunas calles de la urbanización (es el caso que la avenida que va desde el Burger King hasta El Ancla) o la ausencia de varios postes informativos en los que deberían leerse los nombres de las calles.

En cuanto a la falta de luz, en los últimos meses se han producido diversos robos en viviendas, lo que los vecinos achacan en parte a esta situación.

Vecinos que residen habitualmente en El Naranjal todo el año se quejan de que primero Urbis, la empresa urbanizadora, no corrió con las labores necesarias de mantenimiento mientras que ahora es el Ayuntamiento, que ya ha recepcionado la zona, el que no está cumpliendo con esta labor.

En esta urbanización, junto a la que se ubica también el nuevo colegio Costa Oeste, aún de obras, existen varias parcelas aún sin construir que son auténticas escombreras, como la situada en la calle Mar del Norte, muy cerca de la carretera. Las avenidas cuentan con alcorques en los que en estos años no se ha plantado ni un sólo árbol y según los vecinos la maleza que ha crecido en los huecos al efecto se ha convertido en un nido de pulgas y garrapatas que después saltan a los animales domésticos.

La dejadez de la que se queja los vecinos no es exclusiva de esta zona de El Naranjal, ya que si se pregunta en las demás urbanizaciones de la Costa Oeste, especialmente en algunas como Fuentebravía, se podrían encontrar quejas muy similares. La cuestión es que en el caso concreto de El Naranja, de muy reciente creación, no se entiende cómo en tan pocos años se ha podido llegar a este nivel de deterioro.

Vecinos de la zona, en la que de momento no existe una asociación que los aglutine, aseguran que han acudido en diversas ocasiones al Ayuntamiento para plantear sus quejas, aunque sin demasiados resultados hasta ahora. Recuerdan que a pesar de existir segundas residencias es una zona en la que viven muchos vecinos durante todo el año, por lo que no se explican esta dejadez sobre todo "teniendo en cuenta los impuestos que pagamos", se quejan.

La única zona que está más decente de toda la urbanización es el parque dedicado al recientemente fallecido Manuel Rebollo, quien fuera impulsor del patronato municipal de viviendas Virgen de los Milagros, y cuyo nombre a estas alturas todavía no se encuentra rotulado.

El concejal de Mantenimiento, Alfonso Candón, atendió a este periódico al ser cuestionado por los motivos de este abandono y se comprometió a realizar una batida por la zona para comprobar el alcance de su deterioro y subsanar algunos de los aspectos denunciados, como la falta de luz en determinadas calles o la sustitución de las farolas que se encuentren rotas. También dijo que trasladará a Medio Ambiente la falta de cuidado de los alcorques y la presencia de maleza en buena parte de las aceras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios