Provincia de Cádiz

Navantia Puerto Real entrega la estructura flotante para Kincardine

  • Un barco especializado en grandes cargas transporta la plataforma al astillero de Fene para los últimos remates

Maniobra de embarque de la estructura de Kincardine junto al astillero de Navantia Puerto Real. Maniobra de embarque de la estructura de Kincardine junto al astillero de Navantia Puerto Real.

Maniobra de embarque de la estructura de Kincardine junto al astillero de Navantia Puerto Real. / J. Sánchez

Navantia Puerto Real ha entregado este fin de semana la estructura flotante que ha fabricado para el parque eólico Kincardine, en Escocia. El buque semisumergible Fjord, especializado en el transporte de grandes cargas, zarpó el sábado rumbo al astillero gallego de Fene, donde la plataforma recibirá los últimos remates antes de ser llevada al puerto de Rotterdam, donde se le colocarán el fuste y las palas del aerogenerador. Tras el ensamblaje de todas las piezas, será remolcada a su destino final, a unos quince kilómetros de la ciudad escocesa Aberdeen, en aguas del mar del Norte.

La maniobra de embarque ha sido especialmente compleja por las dimensiones de la estructura. Hay que recordar que para hacer hueco en la dársena del astillero, Navantia decidió trasladar a Cádiz el crucero Carnival Victory, que lleva desde marzo amarrado en sus instalaciones después de que se suspendiera la reforma que se iba a acometer en la Bahía por culpa de la pandemia de coronavirus. La presencia de este buque impedía la entrada del Juan Carlos I en el dique seco y la salida de la estructura para Kincardine.

Tras la puesta a flote de la plataforma hace unos días, varios remolcadores la han trasladado este sábado al buque Fjord, fondeado cerca del astillero. Este buque está dotado de unos tanques de lastre especiales que le permiten sumergirse parcialmente para facilitar la carga de grandes estructuras.

La plataforma de Kincardine ha supuesto un hito para el astillero de Puerto Real ya que se trata de la primera estructura flotante fabricada para un parque eólico off-shore. El encargo forma parte del contrato que Cobra Wind International, filial de ACS, adjudicó a Navantia a principios del año pasado para construir cinco plataformas. 

La empresa naval planteó inicialmente que fuera asumido por el astillero de Fene, pero decidió trasladar una de las cinco estructuras a Puerto Real al objeto de incrementar la capacidad de colaboración entre ambas factorías. Esta medida le permitirá aspirar a un concurso por un mayor número de jackets o plataformas, cubriendo así las necesidades de un proyecto completo. Para Puerto Real ha supuesto una carga de trabajo de 250.000 horas.

El parque de Kincardine es una instalación pionera, el primer paso de la carrera del parque eólico marino flotante con mayor potencia del mundo, según Cobra. Cada plataforma fabricada por Navantia soportará un aerogenerador de unos 9,6 megavatios de potencia instalada.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios