Navantia Puerto Real inicia la construcción de la plataforma para Noruega El negocio off-shore da aire a Puerto Real a la espera de barcos

  • La factoría puertorrealeña ha acogido este martes el acto del corte de la primera chapa

  • El director de la planta asegura que cuenta con carga de trabajo durante un año para más de 3.000 operarios

Corte de chapa en Navantia Puerto Real para una subestación en Noruega / JESÚS MARÍN

El negocio off-shore da aire al astillero de Navantia Puerto Real a la espera de que se reanude la construcción de barcos con la llegada de nuevos contratos tras finalizar el cuarto y último petrolero encargado por la naviera Ibaizábal, entregado el pasado mes de julio.

La factoría puertorrealeña cuenta actualmente con carga de trabajo durante más de un año para ocupar a más de 3.000 operarios gracias a los contratos en marcha para dos parques eólicos y la plataforma para un yacimiento petrolífero en Noruega cuya construcción arrancó este martes con el acto del corte de la primera chapa.

Así lo puso de manifiesto el director del astillero Bahía de Cádiz, Javier Herrador, durante su intervención ante los más de 300 operarios que participarán en la construcción de esta estructura, subestación encargada por el contratista noruego Aibel para el campo petrolífero Johan Sverdrup que desarrolla Equinor –la antigua petrolera estatal noruega Statoil.

El módulo, de aproximadamente 4.000 toneladas, da continuidad a las dos subestaciones ya construidas en Puerto Real para Iberdrola que se destinaron a los campos de energía eólica marina Wikinger, en aguas del mar Báltico, y East Anglia One, en el mar del Norte. 

Este contrato supone medio millón de horas de trabajo y ocupará una media de 350 personas, según informó Navantia en su día. La ejecución se extenderá por un periodo de entre 17 y 25 meses. 

Por parte de los contratistas han acudido el director Técnico del proyecto de Equinor, Trond Stokka Meling, y el vicepresidente de Desarrollo Offhsore de Aibel, Nils Arne Hatleskog. Ambos hicieron hincapié en que la seguridad "es la prioridad número uno" a la par que expresaron su confianza en entablar "una relación estable" con Navantia para futros proyectos.

Acto de corte de chapa para la plataforma noruega en Navantia Puerto Real. Acto de corte de chapa para la plataforma noruega en Navantia Puerto Real.

Acto de corte de chapa para la plataforma noruega en Navantia Puerto Real. / Jesús Marín

El campo Johan Sverdrup se ubica a unos 140 kilómetros de la costa de Noruega, a la altura de Stavanger, y es uno de los mayores yacimientos de hidrocarburos del mar del Norte. Cuando esté a su máxima capacidad, a finales de 2019,  se prevé que supondrá el 25% de la producción total de la plataforma continental de Noruega y tendrá una vida útil de 50 años.

Equinor Energy (antes Statoil) adjudicó en abril de 2018 a Aibel la construcción de la plataformaP2 para el campo Johan Sverdrup. Y tras un año de negociaciones, Aibel adjudicó a Navantia la construcción de uno de los tres módulos en los que han dividido la plataforma.

Contratos eólicos

La factoría de Puerto Real trabaja en otros dos contratos relacionados con el sector eólico. Por un lado, está enfrascada en la construcción de 20 soportes para el parque eólico marino Moray Firth Offshore East, y en la estructura de un molino flotante para el campo Kincardine, ambos en Escocia. 

Además, se está encargando de la construcción de varios módulos para el contrato de las corbetas que se está ejecutando en Navantia San Fernando.

Con estos encargos, Puerto Real cuenta con carga de trabajo durante algo más de un año para más de 3.000 trabajadores, según ha resaltado el director del astillero Bahía de Cádiz, Javier Herrador, en el acto celebrado este martes.

Herrador subrayó que la compañía está poniendo el foco en la acción comercial en los sectores de defensa nacional -donde aspira a que se desbloquee la construcción del BAM-IS y del buque de transporte de tropas una vez que se forme gobierno y se aprueben los Presupuestos Generales del Estado. También hay opciones en en el sector de la defensa internacional, según puso de manifiesto el directivo, ya que la empresa ha acudido ha acudido a licitaciones en Arabia Saudí y Reino Unido.

Precisamente, la empresa naval opta a la adjudicación del programa de buques logísticos de la Royal Navy, donde pugna frente a un astillero japonés después de la retirada de Fincantieri, Daewoo y del único consorcio británico en liza. No obstante, los sindicatos británicos han orquestado una campaña de presión al Gobierno para que no sean construidos en el extranjero.

El director del astillero de la Bahía de Cádiz recordó también que la empresa española de construcción naval también está compitiendo por nuevos contratos en el sector off-shore no sólo de la mano de Iberdrola –con quien se introdujo en este negocio con los proyectos de Wikinger y East Anglia– sino para otros clientes fuera de España.

Sin embargo, estos encargos apenas mitigan la falta de actividad en lo que se refiere a construcción de barcos en Puerto Real, que cuenta con uno de los mayores diques secos de Europa, tras culminar el contrato de los petroleros para Ibaizábal.

Mientras que llegan los ansiados contratos de construcción naval, Navantia va a acometer mejoras en el astillero dentro del plan de inversiones de la compañía. En concreto, el director del astillero de la Bahía de Cádiz reseñó la instalación de dos de nuevas cabinas de pintura, la reforma de los muelles Norte y Sur y la modernización de las icónicas grúas pórtico de la factoría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios