Sucesos

Orden de alejamiento para el padre de Los Cachimba tras agredir a su mujer

  • El patriarca del temido clan amenazó con un cuchillo a su esposa en el cortijo de Utrera en el que trabaja de guardés

  • La víctima ha regresado a Puerto Serrano y ha pedido ayuda municipal

Los hermanos Cachimba, durante el juicio celebrado en la Audiencia de Jerez. Los hermanos Cachimba, durante el juicio celebrado en la Audiencia de Jerez.

Los hermanos Cachimba, durante el juicio celebrado en la Audiencia de Jerez. / Pascual

Comentarios 3

El clan de Los Cachimba sigue dando que hablar. El último episodio de la familia que atemorizó a Puerto Serrano durante años lo ha protagonizado el patriarca, Pedro Venegas Navarro, un hombre violento al que algunos de sus hijos han llegado a responsabilizar en cierto modo de haber tomado el mal camino.

Los hechos tuvieron lugar el pasado viernes en el cortijo Los Jurados de la localidad sevillana de Utrera, donde el hombre trabajaba como guardés. Según ha podido saber este diario, una vez más el padre de Los Cachimba habría agredido a su mujer, pero en esta ocasión el caso de violencia de género podría haber acabado en tragedia ya que la atacó con un cuchillo de cocina. La mujer, según algunas versiones, habría podido escapar de su marido y salir huyendo de la casa hacia el campo en busca de ayuda, ante lo que este, viendo que no podía alcanzarla con el cuchillo tomó un martillo y se lo lanzó a la carrera, no acertándole por poco.

Tras este incidente, el hombre fue detenido por la Guardia Civil y tras un juicio rápido la autoridad judicial decretó una orden de alejamiento de 500 metros de su mujer.

Ha sido detenido más veces por violencia de género pero esta vez intentó acuchillarla

En febrero del año 2015, la Guardia Civil de El Coronil ya detuvo al padre de Los Cachimba por un episodio de violencia de género. Según dijo Jorge, uno de sus hijos, en prisión ahora por el brutal ataque contra Juan Cadenas, el policía local de Puerto Serrano al que casi matan y que acabó perdiendo un ojo, las continuas agresiones que vieron en su casa durante su infancia contra su madre y las que sufrieron en sus carnes es la que ha podido determinar su conducta violenta e imprevisible. Esto también defendido por sus abogados en el juicio desarrollado en la Audiencia de Jerez.

A pesar de la orden de alejamiento, la madre de Los Cachimba estaba aterrorizada ante la posibilidad de que su pareja volviera a intentar agredirla, por lo que huyó hasta su Puerto Serrano natal. Allí, según ha podido saber este medio, primero pidió protección a la Guardia Civil, temiendo por su vida, y posteriormente solicitó al Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento que le proporcionara algún lugar en el que poder vivir. El Consistorio se ha puesto manos a la obra para ayudarla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios