Provincia de Cádiz

Pactos y expulsión en un juicio por un alijo

  • Un acusado increpa a un Greco mientra éste declara y el tribunal lo echa de la sala de vistas

Once acusados de participar en un alijo de hachís interceptado en mayo de 2009 en Huelva se sientan desde ayer en el banquillo, en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Cádiz. Algunos han pactado su condena con el fiscal, que ayer logró el apoyo del tribunal al dar por válidas los magistrados las escuchas que iniciaron la operación antidroga. Uno de los procesados fue expulsado de la sala de vistas por la presidenta del tribunal.

El incidente en la primera sesión del juicio se produjo cuando estaba declarando un policía, miembro del Grupo de Respuesta Especial contra el Crimen Organizado (Greco) e instructor de las diligencias. Un acusado increpó al agente, al que previamente ya se había dirigido desde el banquillo pidiéndole que dijese la verdad sobre lo ocurrido. Cuando el policía detallaba uno de los episodios de la operación antidroga, el procesado, en desacuerdo con el relato, comenzó a decir que el policía lo estaba "rebujando todo", que a él lo confundía con otro al ubicarlo en un lugar o en una mención de las conversaciones grabadas durante la investigación. "Que diga la verdad", insistió el acusado, que entonces fue expulsado de la sala.

El fiscal acusa a los procesados de formar parte de una organización que traficaba con hachís, que operaba desde la costa gaditana y que tuvo dos intentos fallidos: uno porque una embarcación encalló en Marruecos y otro porque se estropeó el motor de una lancha que partió de Chiclana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios