PUERTO REAL

Elena Amaya recula: "La militancia decidirá si ofrecemos un pacto a AxSí"

  • En el PSOE no están dispuestos a desaprovechar la ocasión de que Amaya sea la alcaldesa de la Villa.

Foto de grupo de los siete concejales del equipo socialista Foto de grupo de los siete concejales del equipo socialista

Foto de grupo de los siete concejales del equipo socialista / (Puerto Real)

Toda la contundencia que la candidata del PSOE a la alcaldía de Puerto Real, Elena Amaya, mostró en la noche electoral, se esfumó cuando apenas habían pasado doce horas. Tras conocerse los resultados, al PSOE se le abría una única posibilidad de llegar a la alcaldía del municipio: un pacto con Andalucía por Sí. Pero esa opción ni tan siquiera se contempló porque Amaya había mostrado abierta y claramente que no estaba dispuesta a sentarse con ellos.

Ahora ya no se piensa así. El PSOE se ve cerca de dirigir el Ayuntamiento y abre sus brazos a los andalucistas para formar gobierno, para que con el apoyo de la candidatura de Fernando Boy, Elena Amaya pueda ser alcaldesa ."Elena se precipitó con una opinión personal", es lo que dice la parte de la militancia del PSOE que apuesta por que se llegue a un entendimiento.

La propia Amaya lo confirmaba a este periódico. "Hay compañeros que creen que el pueblo ha pedido un cambio, que el PSOE ha obtenido los mejores resultados de toda su historia, que se reclama un Gobierno socialista y que no debemos cerrar las puertas a intentarlo", dijo. Así, será la militancia del PSOE la que lo decida. Lo hará siguiendo los estatutos del partido, modificados hace dos años. 

Y aunque todo está sobre la mesa y tampoco se ha contactado con AxSí para ver si ellos aceptarían la propuesta de dar la alcaldía a Amaya, ya hay algunas líneas que no están dispuestos a pasar. "Si se llegase a un pacto lo que sí tengo claro es que no vamos a permitir que entre en el Gobierno nadie que tenga alguna imputación, y en AxSí hay varios", aclara Elena.

Para Amaya es un escenario complicado puesto que tendrá que luchar en varios frentes. El primero, contra su propio pensamiento. A lo largo de la campaña electoral siempre ha sido clara. Nunca ha ocultado que no quería pactar con el andalucismo "en ninguna de sus formas (refiriéndose al PA y AxSí)".

Deberá luchar contra sus propias palabras: "Somos íntegros y no vamos a llegar a pactos que sean perjudiciales para Puerto Real", dijo en la noche electoral, para apostillar sin tapujos que con ello estaba "descartando totalmente un pacto con AxSí porque sólo lo haríamos con quienes velan por los intereses de Puerto Real y Andalucía por Sí no lo ha hecho. Son destructivos", remató.

Esos comentarios lanzados ante la prensa en medio de la algarabía de los resultados favorables para el PSOE, fueron los que, al parecer, no entendió la militancia. Los que dicen que salieron de un pensamiento de Elena Amaya y no del resto del partido. 

Sin embargo, esta no era la primera, ni la segunda vez que la candidata se expresaba de esta forma. En el debate electoral en el que Amaya participó junto a todos los alcaldables, en Tele Puerto Real, también se expresó en los mismos términos. "Tenemos líneas rojas en lo referente a pactos. La primera es que no acordaremos nada con la derecha, y la segunda es que tampoco lo haremos con aquellos que han tenido la oportunidad gobernar en Puerto Real y han usado el Ayuntamiento para su beneficio personal", dijo. Y ante una afirmación tan laxa se atrevió a especificar. "No sé si lo he dejado claro pero el PSOE no pactaría con Andalucía por Sí".

Por eso, sorprende que la militancia llame ahora la atención a Amaya por decir lo que viene repitiendo desde hace ya meses. Así las cosas, habrá que esperar a ver qué deciden en la Casa del Pueblo, y qué propuesta se hace a AxSí, en caso de que se apueste con por otros cuatro años de bipartito local.

Esta sería la única opción viable para evitar que Antonio Romero siga siendo alcalde con Adelante Puerto Real, la opción más votada de los puertorrealeños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios