Provincia de Cádiz

El Rey anuncia su viaje a Arabia Saudí para este fin de semana

  • Entre los objetivos principales de la visita está ratificar el contrato de las cinco corbetas con Navantia

Uno de los actos celebrados el pasado año en Navantia San Fernando. Uno de los actos celebrados el pasado año en Navantia San Fernando.

Uno de los actos celebrados el pasado año en Navantia San Fernando. / román ríos

El Rey Felipe retomará el próximo fin de semana (del 14 al 16 de enero) el viaje oficial a Arabia Saudí que se vio obligado a posponer hasta en dos ocasiones anteriores por circunstancias sobrevenidas, según anunciaron ayer los Gobiernos español y saudí.

El interés principal de la visita del monarca a la rica monarquía petrolera radica esencialmente en respaldar a las empresas españolas con proyectos en curso en ese país o que aspiran a conseguir licitaciones.

Es el caso del esperado contrato (pendiente solo de su firma por parte de las autoridades saudíes) para que la empresa pública Navantia construya cinco corbetas para las Fuerzas Armadas saudíes, por valor de unos 2.000 millones de euros y que garantizará carga de trabajo para los astilleros de San Fernando durante varios años.

Si todo va según lo esperado, la visita del Rey Felipe servirá para que, a su regreso, pueda anunciarse la rúbrica del contrato que supondría llevar la tranquilidad a los tres astilleros de Navantia en la Bahía de Cádiz ya que, a estas cinco corbetas, se unirían los trabajos de los petroleros que ya asume Puerto Real, además de la nueva subestación eléctrica (la segunda) para el proyecto eólico marino East Anglia One que el astillero puertorrealeño fabrica para Iberdrola; y, en tercer lugar, el mercado de reparaciones que en los últimos años depara grandes resultados en el astillero de la capital gaditana.

Pero el monarca también quiere con este viaje cultivar la relación personal con dos pesos pesados del reino que están llamados a suceder al Rey Salman: el príncipe heredero (y sobrino del rey Salman), Mohamed bin Naif, ministro del Interior y responsable de la estrategia contra el terrorismo y la política exterior; y el vicepríncipe heredero e hijo del monarca, Mohamed bin Salman, ministro de Defensa y responsable del plan Visión 2030 para diversificar y modernizar la economía saudí, puesto que dentro de 80 años se agotarán las reservas de crudo.

Los planes de Felipe VI de viajar a Arabia Saudí se han visto trastocados y hasta en dos ocasiones la visita se tuvo que cancelar. Es lo que ocurrió en febrero de 2016, cuando la interinidad del Gobierno aconsejó posponer el viaje, y una segunda vez en noviembre pasado por el fallecimiento de un hermano del rey Salman. En esta ocasión, acompañarán al monarca los ministros de Exteriores, Alfonso Dastis, y de Fomento, Iñigo Gómez de la Serna. No viajará, sin embargo, representación de la empresa pública Navantia, que esperará resultados tras la finalización de la visita.

El viaje a Arabia Saudí es de momento la única visita que el monarca ha conseguido recuperar de todas las que, aun estando programadas y preparadas, se tuvieron que cancelar con motivo de la prolongación durante casi un año del Gobierno en funciones.

También se anularon visitas de Estado a Reino Unido, Japón y Corea del Sur que, hoy por hoy, siguen sin estar en la agenda. En el caso de Reino Unido, hay voluntad por ambas partes de retomar la visita de Estado en cuanto sea posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios