Provincia de Cádiz

Rhenus adquiere la empresa logística LTK

  • La compañía adquirida cuenta con almacenes en Zona Franca de Cádiz, Sevilla y Vitoria

Traslado de una pieza por parte de operarios de Rhenus Logistics, Traslado de una pieza por parte de operarios de Rhenus Logistics,

Traslado de una pieza por parte de operarios de Rhenus Logistics, / D. C.

El Grupo Rhenus adquirió el pasado 27 de enero la empresa logística, LTK. Este operador logístico tiene su sede corporativa en Madrid, pero también cuenta con tres centros operativos en la Zona Franca de Cádiz, Sevilla y Álava, y está especializado en soluciones logísticas para la industria aeroespacial y el sector de automoción

Fundada en 2002, LTK, dispone de 26.000 metros cuadrados de capacidad de almacenaje y entre sus clientes principales se encuentra el Grupo Airbus y Alestis Aerospace. Además de la actividad de almacenaje, LTK lleva a cabo acciones de gestión de la cadena de suministro, aprovisionamiento, logística inversa y logística de piezas de repuesto. Asimismo realiza controles de calidad, además de asistencia en tierra a aeronaves. Como ejemplo, el operador logístico lleva a cabo cada año más de 110.000 comprobaciones técnicas para sus clientes.

LTK en Cádiz y Sevilla es el proveedor de las plantas de producción de Airbus desde el año 2004. Asimismo, en estos almacenes logísticos se gestiona un volumen de mercancía superior al millón anual.

“Los almacenes de LTK formarán parte de la futura expansión de Rhenus Warehousing Solutions en España. Con esta adquisición esperamos aprovechar las oportunidades de crecimiento en el sector aeroespacial español, además de permitirnos iniciar operaciones en el mercado aeronáutico europeo a través de la experiencia recién adquirida y el apoyo de un especialista como LTK", así lo señala Andreas Plikat, director general de Rhenus Warehousing Solutions Europa.

La empresa ha vivido unos meses convulsos. En diciembre, los trabajadores del centro logístico de Sevilla convocaron una huelga después de que Alestis decidiera rescindir con un mes de antelación el contrato de servicios que tenía con LTK hasta el próximo 31 de diciembre, con el objetivo de encargar el trabajo a personal propio, ya que la nueva dirección de la compañía –adquirida por Aciturri en verano– ha descubierto un sobredimensionamiento de la plantilla, especialmente en plantas como la de San Pablo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios