Alerta alimentaria por listeriosis

Sabores de Paterna vuelve a fabricar sus productos dos meses después

  • La marca de embutidos y chacinas reactivó ayer la producción tras recibir el lunes el permiso de la Consejería de Salud de la Junta

  • La tienda volverá a abrir mañana para comenzar a vender al público algunas de sus referencias

Cortando chicharrones este miércoles en Sabores de Paterna. Cortando chicharrones este miércoles en Sabores de Paterna.

Cortando chicharrones este miércoles en Sabores de Paterna. / Fito Carreto

La marca Sabores de Paterna recupera por fin la normalidad tras dos meses de paralización de la actividad en la fábrica a causa de la alerta alimentaria que se ordenó el pasado 6 de septiembre al dar positivo por listeriosis una muestra de carne mechada. Tras el cierre cautelar de las instalaciones, una semana después, la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía puso como condición para la vuelta de la producción que se repararan una serie de deficiencias que se detectaron en la inspección de las instalaciones y que ya han sido subsanadas.

El pasado lunes, la Administración autonómica autorizó a la empresa paternera la reapertura de su fábrica situada en la calle Cristóbal Barroso, por lo que la elaboración de los productos se reactivó en la jornada de ayer. Como consecuencia de esto, Sabores de Paterna volverá a abrir mañana su tienda, que se encuentra en el bajo de este mismo inmueble.

El propietario de la firma cárnica, Bartolo Rodríguez, ha expresado a este medio su satisfacción por una noticia ansiada tras los quebraderos de cabeza que le ha provocado a esta empresa toda la crisis desatada por la alerta alimentaria desatada por la mala praxis de Magrudis, con las consecuencias que esto ha tenido en el sector cárnico andaluz. Rodríguez ha explicado que para la reapertura "no va a dar tiempo para tener todos los productos", pero finalmente se ha tomado la decisión de subir la baraja porque "o abrimos así o tenemos que esperar una semana para producir todos los productos".

Esto no ha significado que los productos de Sabores de Paterna no hayan estado en el mercado, ya que, aunque no se han podido fabricar nuevos alimentos, sí se han podido distribuir los 14 lotes que ya estaban fabricados y que la Junta de Andalucía autorizó para la venta al público al corroborarse las diferentes analíticas que eran aptos para el consumo humano. A estos hay que sumar que la empresa, según su propietario, también ha analizado "otros tres lotes de carne mechada y tres lotes de chicharrones, y todos salieron bien", por lo que han sido 20 los lotes que se han sometido a pruebas para su venta.

Con todo, Rodríguez ha señalado que la inversión realizada en la fábrica de Sabores de Paterna para solventar los requerimientos de la Junta de Andalucía ha alcanzado los 20.000 euros, aunque también tiene en mente hacer algunas mejoras próximamente. Lo que aún no ha cuantificado es el daño económico que le ha supuesto esta alerta alimentaria.

Ahora, la principal preocupación de Bartolo Rodríguez es recuperar la confianza de los consumidores en sus productos, ya que ha comprobado que la crisis por la listeriosis "ha dejado el mercado muy deteriorado para todas las marcas", por lo que el empresario espera que "entre todos seamos capaces de restablecerla".

Para ello, una de las propuestas que tiene en mente es la celebración del Día de la Carne Mechada en Paterna. Para ello, ha contado Rodríguez que "mañana nos reuniremos con el Ayuntamiento de Paterna. Queremos hacerlo en la Caseta Municipal y queremos que se celebre la última semana de noviembre o la primera de diciembre. Invitaremos a todo el que quiera participar. Estarán los artistas que tenemos en el pueblo y a ver si alguien de Cádiz, como una chirigota, se quiere también incorporar. Lo que se recaude será para asociaciones benéficas y esperamos que el pueblo responda como ya lo ha hecho".

Con la producción ya en marcha, Sabores de Paterna quiere restablecer el ritmo de la distribución que mantenía con anterioridad a esta crisis. Rodríguez ha afirmado que "he recibido mensajes de interés por los productos" de parte de algunos de sus clientes más afamados, lo que le permite mantener la esperanza de recuperar el tiempo perdido por el cierre de la fábrica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios