San Fernando | Coronavirus El Ayuntamiento duplica el plazo voluntario para los recibos de la basura

  • Los recibos, avisa el Consistorio, se pueden devolver ahora y se cobrarán en un nuevo periodo voluntario sin intereses ni recargos

  • El Ayuntamiento garantiza que no se producirán cortes de agua durante el estado de alarma 

Ciudadanos de San Fernando, con sus mascarillas, en una imagen del estado de alarma. Ciudadanos de San Fernando, con sus mascarillas, en una imagen del estado de alarma.

Ciudadanos de San Fernando, con sus mascarillas, en una imagen del estado de alarma. / Román Ríos (San Fernando)

El Ayuntamiento ha duplicado el plazo voluntario para el pago de los recibos de la tasa de la basura, que ha pasado de los 30 días habituales a contar desde la emisión de la factura a los 60. Esta medida, que se suma a las medidas puestas en prácticas por el Consistorio isleño para paliar los efectos de la crisis del coronavirus, tiene una aplicación inmediata. 

Así lo ha anunciado el delegado de Presidencia y Desarrollo Económico, el socialista Conrado Rodríguez, que  ha asegurado que desde el Ayuntamiento "se sigue trabajando para hacer frente a las graves consecuencias para las familias y la economía de las restricciones impuestas para tratar de prevenir y contener el posible contagio del coronavirus Covid-19".

El edil socialista ha recordado que de forma inmediata ya se había dado la orden de dejar en suspenso el calendario fiscal, una medida que ahora se va a trasladar al cobro de recibos periódicos como son la tasa de basura o el agua.

"De esta forma, las familias que estén atravesando en estos momentos una grave situación económica y de vulnerabilidad, así como los comercios y establecimientos de hostelería que se han visto obligados a cerrar sus puertas por las restricciones por el decreto del estado de alarma, pueden devolver los recibos domiciliados si en estos momentos no pueden hacer frente al pago", ha explicado.

En este supuesto de devolución, los recibos domiciliados se volverán a emitir en un nuevo periodo voluntario una vez pasado el estado de alarma.

"Las familias y los comercios y negocios de hostelería que no puedan hacer frente al recibo y prefieran devolverlo podrán hacerlo, y cuando superemos esta situación se les volverá a pasar al cobro sin intereses ni recargo", señala el equipo de gobierno.  

En una segunda fase de estas medidas, el Ayuntamiento afirma que ya trabaja en una modificación de las ordenanzas fiscales para que los comercios y establecimientos que se han visto obligados a cerrar por las medidas impuestas no tengan que hacer frente a la tasa de basura durante el tiempo de cierre obligado según el decreto de alarma. También se aplicará esta medida a las familias vulnerables que cumplan los requisitos que se establezcan en la ordenanza.

Conrado Rodríguez ha recordado que ya se está trabajando en esa modificación de las ordenanzas, "que se aprobará cuando sea legalmente posible porque las circunstancias actuales impiden trámites como la exposición pública".

"Por el momento, y a la espera también de conocer cómo evoluciona la situación y cuánto duran las medidas impuestas, los plazos de cobro se han dejado en suspenso para dar oxígeno a las familias en peor situación y a las empresas, y cuando por fin se levanten las restricciones del decreto de estado de alarma podremos aplicar las bonificaciones y valorar aquellos casos que no se hubieran previsto en un primer momento", ha apuntado Rodríguez.

Más recursos para el fondo social para abonar recibos de agua

En lo que respecta a los recibos de agua, Rodríguez ha recordado que durante el tiempo que dure el decreto de estado de alarma ya se ha dado la indicación de que se no produzca ningún corte del servicio para garantizar el suministro del agua a toda la población de San Fernando.

Del mismo modo, el delegado de Presidencia ha recordado que el Ayuntamiento cuenta con un fondo social, gracias al convenio con la empresa concesionaria Hidralia, que permite un protocolo de actuación dirigido especialmente a familias y colectivos vulnerables de la ciudad para garantizar el acceso al agua a toda la ciudadanía. Gracias a este fondo social, que ahora mismo cuenta con 200.000 euros, se están abonando las facturas de aquellas familias isleñas en situación de vulnerabilidad que no pueden hacer frente a los recibos del agua.

En la misma línea, el gobierno municipal también está trabajando para incluir como beneficiarias de ese fondo social a las empresas del sector del comercio y de la hostelería que se estén viendo afectadas por esta suspensión de la actividad económica obligatoria por las medidas impuestas por el decreto del estado de alarma, y que no tengan capacidad económica para pagar.

Por último, el edil ha indicado hoy que el Ayuntamiento ya tiene previsto entre las nuevas medidas sociales ampliar los recursos para este fondo en caso de que la actual crisis lo haga necesario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios