Provincia de Cádiz

Sanlúcar, la localidad anfitriona del embarque, estrena hermano mayor

Tiene 65 años y lleva seis décadas haciendo el camino. Casi toda su vida. Francisco Galán tomó posesión del cargo de hermano mayor del Rocío de Sanlúcar el pasado 9 de enero. Con sólo cuatro meses al frente de la corporación sanluqueña, afronta por primera vez la "enorme responsabilidad" de dirigir la peregrinación.

La primera gran prueba le espera en la playa de Bajo de Guía, que cada año convierte a Sanlúcar en anfitriona del embarque de las hermandades gaditanas. Galán afronta el reto con "muchísimas ganas e ilusión". Su antecesora en el cargo, Josefa Pérez, le ha aconsejado "que tenga mucha paciencia con los hermanos, porque exigen demasiado". "Llevamos una gran cantidad de romeros, carriolas y vehículos. La responsabilidad es muy grande, pero cuento con un equipo de hermanos directivos y colaboradores que me ayudan mucho", afirma antes de apostillar que, con todo y con eso, es "la cabeza visible" de la hermandad en estas fechas tan señaladas que requieren un esfuerzo extraordinario.

El nuevo hermano mayor del Rocío de Sanlúcar cuenta que conoce el camino "perfectamente", ya que lo ha hecho "de muchísimas maneras: andando, a caballo, en coche". Asegura que siempre lo ha disfrutado y que este año también intentará "pasarlo bien", aunque "lleve encima una responsabilidad tan grande al frente de la hermandad".

El camino de los rocieros sanluqueños no presenta novedades este año. Tampoco el Simpecado. Galán dice que acaba de tomar las riendas de la hermandad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios