Olivar

La Sierra vive con preocupación los precios de "ruina" del aceite de oliva

  • El secretario general de COAG, Miguel López, llama a la movilización para el día 9 en Sevilla, en un encuentro en Olvera al que asisten cooperativas de la comarca y alcaldes

Miembros de las cooperativas olivareras de la comarca, asociaciones agrarias y alcaldes, en Olvera. Miembros de las  cooperativas olivareras de la comarca, asociaciones agrarias y alcaldes, en Olvera.

Miembros de las cooperativas olivareras de la comarca, asociaciones agrarias y alcaldes, en Olvera.

Al sector del olivar de montaña en la Sierra no le salen las cuentas. El bajonazo que ha experimentado el aceite de oliva virgen extra que se ve en los lineales de las grandes superficies ha echado por tierra los precios.

“Vemos aceites a 2,18 euros y a 2,30 euros. Eso no son precios para un aceite de calidad y menos para un aceite de oliva virgen extra que estamos viendo en los lineales. Con el aceite virgen y con el refinado hay una diferencia de 6 o 7 céntimos y es una vergüenza. Porque se le está dando al consumidor gato por liebre”. Es la reflexión a la que ha llegado este viernes Miguel López, el secretario general de COAG Andalucía, tras celebrar una reunión con el sector olivarero de la Sierra, en Olvera, en la que ha pedido la movilización del ámbito rural para rechazar la “especulación” en los previos de este producto agroalimentario decisivo para muchas economías locales.

Las organizaciones agrarias COAG y UPA organizan una gran manifestación para el próximo martes día 9, en Sevilla, para pedir ayuda a la Junta de Andalucía para que haya una regulación de mercado, que garantice los precios de los productores olivareros.

Miguel López ha trasladado estas inquietudes al sector en un encuentro al que asistieron  tres grandes cooperativas olivareras de la provincia de Cádiz, que cuenta con miles de agricultores como son Nuestra Señora del Rosario, de Algodonales, Nuestra Señora de los Remedios, de Olvera y Los Europeos, de Alcalá del Valle. Además, estuvieron presentes los alcaldes de Olvera y Algodonales, Francisco Párraga y Ángel Acuña, respectivamente. También asistieron miembros de la cooperativa malagueña Cuevas del Becerro, y la sevillana Pruna Oliva, además de responsables de la Denominación de Origen del Aceite de la Sierra, entre otros.

“Quien diga que es una manifestación política le diría que el presidente de la Junta de Andalucía, José Manuel Moreno Bonilla, ha reconocido que hay un problema muy serio y que hay que convertirlo en una cuestión de Estado. El aceite nuestro hay que diferenciarlo. El aceite del olivar tradicional está en peligro porque estamos desmantelando el tejido productivo. Nadie puede producir a estos precios. Significa que todo lo que no se venda por encima de los 3 euros es no tener renta ni ir a cosechar ni trabajar por la calidad”, denuncia el responsable de COAG.

Por su parte, el alcalde de Olvera, Francisco Párraga (PSOE),  dijo que es fundamental poner al día los precios del aceite,  que están “por debajo del coste de producción y es una auténtica ruina” para el olivar de montaña fundamental para pueblos como el suyo y de otros de la comarca.

La recogida de un kilo de aceitunas en los olivares de la Sierra cuesta alrededor de 30 pesetas. En intensivo sale a siete. Un olivar en pendiente da su primer fruto a los veinte años mientras el que está en la llanura lo hace a los siete. Así de gráfico lo han relatado en alguna ocasión los socios de las cooperativas serranas de la comarca.

Las organizaciones agrarias que piden la movilización del sector exigen más controles y que se acabe con el "bulo" de que hay excedentes en el mercado de aceite que provoca esa bajada. “Están entrando 60.000 toneladas de fuera. Hemos pedido al presidente de la Junta de Andalucía que implemente los controles, que las partidas que entren se controlen”, añade Miguel López para decir que hay “cuatro grandes empresas que deciden los precios cada semana y el aceite tiene que subir el precio porque no hay excedentes. Es mentira. Es un bulo”, concluyó.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios