Turismo Sierra y Janda abren sus puertas al largo puente de diciembre

La Sierra confía en remontar un puente que arranca flojo en ocupación

  • Los turistas apuran hasta última hora para formalizar las reservas en hoteles y casas rurales · La Asociación de Turismo Rural espera buena afluencia por el "tirón" que representa el enclave que rodea al Parque Natural de Grazalema

La crisis económica y encima un macropuente con intermitencias. La Sierra de Cádiz acoge estos días a decenas de visitantes en el puente de la Constitución y la Inmaculada, que tradicionalmente es para la zona el que más beneficios deja en el sector turístico. Pero la incertidumbre se ha instalado en este arranque festivo ya que muchos establecimientos hoteleros están recibiendo a cuenta gotas las reservas para estos días. La inercia de los visitantes que eligen este destino de interior está en apurar hasta el último momento para realizar sus reservas en hoteles y casas rurales.

De hecho, la mayoría de establecimientos que Diario de Cádiz ha consultado tenían reservadas poco más de la mitad de las camas disponibles. Precisamente, una de las jornadas más demandas fue la de ayer, en la que se colgó en algunos casos el cartel de completo. Eso sí, el sector turístico espera que a lo largo de este fin de semana se agilice la ocupación para poder desbancar la sensación de que la Sierra acoge un puente que se prevé flojo. Las causas de esta bajada están relacionadas con la crisis y las jornadas escolares habituales ya que el sector educativo no hace puente en muchos lugares, con lo que los visitantes, sobre todo familias con niños, planifican estancias más cortas.

"Es el puente más largo en muchos años y no se va a poder aprovechar. Se trabaja este lunes, miércoles y el viernes. Y eso dificulta las ventas", explican desde el hotel Peñón Grande, en Grazalema. Esa misma sensación la expresan en el hotel Puerta de la Villa, de cuatro estrellas, también en el pueblo grazalemeño. Y es que el sector turístico local no entiende que, siendo el turismo uno de los motores que está tirando de las economías locales, no se haya intentado "aglutinar" los días festivos para incentivar las reservas. "Se podría desplazar, como festivo al lunes, el martes día de la Constitución, para animar a la gente", explican

El caso es que la jornada de ayer y la de hoy están prácticamente solicitadas en los alojamientos. Otro cantar se da para el resto de días. "Al principio del puente las reservas han sido aceptables, después la demanda se distorsiona. No sabemos cómo nos va a ir. Al final puede que se llegue al 80% de ocupación", explica el sector.

No sólo los alojamientos ven menguar los beneficios, las empresas de turismo activo y la hostelería han visto bajar la demanda. En los últimos años han proliferado, nichos de empleo en actividades relacionadas con el ocio y la naturaleza en torno al Parque de la Sierra de Grazalema. Pero la renombrada crisis está haciendo mella en este tipo de negocios.

El presidente de la Asociación de Turismo Rural de la Sierra de Cádiz, Antonio Fernández, confía en que los empresarios del sector puedan abordar este puente "con esperanza y al menos, manteniendo el nivel". Fernández, que representa a unos 70 asociados serranos, puntualiza que el sistema de reservas ha cambiado y por tanto, "hasta que no estemos inmersos en el puente no se sabrá cómo nos ha ido". A su juicio, la crisis "está cambiando la forma de comprar". Pese a ello, la Sierra "sigue teniendo tirón y los fieles siguen viniendo a ella". Fernández es el gerente del establecimiento Huerta Dorotea, en Prado del Rey, que ya tiene fijadas más del 50% de las reservas. "Espero que ocupemos el resto los próximos días. Los visitantes no se decantan por pernoctar todo el puente. Como máximo lo hacen tres días", explica.

De todas formas, los negocios de productos típicos locales, bares y artesanía vuelven estos días a ser centro de atención para muchos visitantes de la misma provincia de Cádiz y aledañas, que aprovechan para desplazarse por un día a la Sierra gaditana para proveerse de viandas.

Otro de los atractivos será las visitas a la zona de reserva del Parque Natural de la Sierra de Grazalema. En estos días el Centro de Visitantes ubicado en la localidad de El Bosque está recibiendo numerosas peticiones para lograr un permiso para acceder a la reserva de pinsapos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios