Provincia de Cádiz

La Sierra quiere rentabilizar el uso turístico del embalse de Zahara

  • Medio Ambiente apadrina este proyecto pionero para definir un nuevo aprovechamiento público del pantano que comparten tres pueblos · La idea se puede transferir también al de Charco Redondo

Diferentes administraciones se encuentran inmersas en un proyecto pionero para definir un nuevo aprovechamiento del embalse de Zahara-El Gastor, en la Sierra gaditana, que puede convertirse en un revulsivo para el turismo de interior y el desarrollo local de ese enclave. Además, puede allanar el terreno para otras experiencias similares en el entorno natural de otros embalses de la provincia.

La idea es dar un giro al uso público de este pantano enclavado en el Parque Natural de la Sierra de Grazalema, con la creación de una serie de equipamientos de corte turístico y deportivo para activar económicamente la zona. De momento, están encima de la mesa las primeras propuestas de ordenación de ese espacio que comparten los municipios de Zahara de la Sierra, El Gastor y Algodonales.

Entre ellas, la construcción de una red de senderos perimetral alrededor del pantano, con ocho kilómetros, que conectaría a los tres municipios; una zona para la construcción de un albergue turístico; un parque botánico, zona náutica y deportiva.

Apadrina la idea la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, a través de la Agencia del Agua, y cuenta con el apoyo de la Mancomunidad de Municipios de la Sierra, los tres ayuntamientos implicados, la Consejería de Turismo, y el Grupo de Desarrollo Rural.

De hecho, la Mancomunidad lleva en la cartera de sus propuestas la construcción de una red artificial de pequeñas playas en el entorno, parecidas a la que existe en Zahara de la Sierra, según avanzó el presidente de la entidad, Alfonso Moscoso.

Las administraciones implicadas en esta novedosa ordenación del uso público de un embalse se sentaron ayer en una mesa, en la sede de la propia Mancomunidad serrana, para realizar una identificación de las primeras propuestas, que están en fase de estudio y que cuenta con la asistencia técnica de la empresa Ibermad.

Medio Ambiente asegura que esta primera fase pretende "aunar todas las propuestas de los colectivos y entidades implicadas, para diseñar un proyecto en el que se valore la posible adaptación de instalaciones existentes así como la construcción de otras nuevas, además de definir las infraestructuras necesarias para la realización de actividades en el entorno del embalse".

La finalidad última de los trabajos es conservar "un emplazamiento con un importante valor natural, a la par que se abre al disfrute de los visitantes".

El gerente de la Agencia Andaluza del Agua, Federico Fernández, presidió la cita con los otros agentes para recabar iniciativas y la disponibilidad de suelos.

El siguiente estadio para pasar del papel a la acción es la creación de una unidad de gestión que "implemente los usos", explicó Moscoso. A partir de ahí, habrá que buscar financiación pública para hacer realidad estos proyectos. "Podemos hablar de un paso más en el turismo de la Sierra ya que tres municipios van a contribuir, aún más si cabe, a la optimización de los recursos que tenemos", sentenció el responsable del ente mancomunado, quien calcula que "en el plazo de tres o cuatros años" se pueden ver los primeros proyectos.

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta cree que esta actuación en el pantano de Zahara podría hacerse extensiva a otros embalses como es el caso de Charco Redondo, ubicado en la localidad de Los Barrios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios